Todos, sin duda, conocemos a la famosísima Venus de Milo, aquella escultura sin brazos que representa a la cultura griega y cuyo creador sigue en el anonimato (aunque algunos le atribuyen la obra a Alejandro de Antioquía, no es algo comprobable), también la recordamos sin brazos, aunque ahora, las cosas han cambiado.

La escultura, que en realidad es una réplica bastante buena, fue elegida para ser modelo de un par de brazos ortopédicos y así, por primera vez en siglos tenemos la oportunidad de imaginarnos cómo se veía con ellos antes de perderlos. Pues bien, todo esto es obra de Handicap International, una organización que promueve la solidaridad y que hizo esto para promover una campaña llamada #BodycantWait (que surgió desde el 2015) en la estación del metro del museo de Louvre, con el objetivo de hacer conciencia sobre la situación de unas 100 millones de personas en el mundo que necesitan aparatos ortopédicos.

Especial
También te puede interesar:#HolaPutero, la campaña contra la prostitución que está escandalizando al mundo (+VIDEO)

La copia de la Venus pudo obtener sus prótesis gracias a la impresión 3D y fue la primera de muchas estatuas más que fueron dotadas de aparatos ortopédicos a lo largo de la ciudad, según sus “necesidades”.

La idea es que se junten más donativos para poder abastecer a la mayor cantidad de gente que necesita prótesis, estas se imprimirán igual que las que tiene Venus de Milo y aunque eso es más costoso que un procedimiento normal, ahorra tiempo y es más eficaz.

También te puede interesar:La primera e impactante campaña contra la violencia de género en Arabia Saudita
Especial

No cabe duda que campañas sobradas de creatividad como esta, son las que tienen éxito más rápido, estamos seguros de que rebasarán las expectativas 🙂 .

Especial