A este joven lo corrieron de su casa cuando sus padres se enteraron de su verdadera orientación sexual, así que su vida se convirtió en una tormenta, hasta que su maestra y la universidad de Georgetown le dieron una maravillosa sorpresa. 

Seth Owen abandonó su hogar una vez que sus papás conocieron su verdadera orientación sexual, pues le advirtieron que para quedarse a vivir bajo su techo tenía que acatar sus reglas que incluían ir a terapias de conversión con un consejero cristiano en su iglesia Bautista en Jacksonsville, Florida, así como profesar la misma fe que ellos. El chico se negó a aceptarlos y se fue de su casa. 

Especial

Si bien tomar esa decisión representaba ser congruente con su ideología y su verdadera esencia, también implicaba un gran reto mantenerse por sí mismo y solventar los gastos escolares ahora que estaba a punto de ingresar a la universidad, en ese momento fue consciente de que no contaba con los 20 mil dólares necesarios para cerrar su matrícula en Georgetown y la institución se negaba a hacer un reajuste financiero para permitir que fuera su alumno. 

También te puede interesar: Chechenia bajo la mira por crear campos de concentración para gays

“Empecé a llorar porque sabía que no iba a ser posible que yo fuera a la Universidad. Georgetown era mi única opción, pues ya había renunciado a otras cartas de aceptación” – comentó Owen a NBC News.

Especial
También te puede interesar: Itaberlly, el chico al que su madre quemó vivo por ser gay

Para su asombro y cuando ya creía todo perdido, dos grandes sorpresas se le presentaron, la primera es que la universidad de Georgetown reconsideró la situación y le otorgó una beca del 100 por ciento, así que ya no tendrá que pagar ni un sólo centavo por sus estudios, pues la institución aseguró que trabaja muy de cerca con los estudiantes cuya situación económica cambió después de la admisión con el propósito de ayudarlos a cumplir sus metas académicas.

Especial

La segunda es que Owen aún no sabía que su profesora de Biología Jane Martin hizo algo asombroso al enterarse de su situación, inició una petición en el sitio Gofoundme para recaudar los 20 mil dólares que el chico requería para cumplir su sueño.

“Sé que la meta [de 20.000 USD] no parece realista y las circunstancias no son las ideales, pero también sé que las comunidades pueden hacer posible lo imposible (…) Es el Mes del Orgullo y los arcoíris abundan por todo el mundo. Ayúdenme a poner un arcoiris en medio de la tormenta de Seth“,escribió Martin en la presentación de la solicitud.

Afortunadamente su estrategia resultó ser todo un éxito, de modo que no sólo rebasó la meta de recaudación, sino que la multiplicó por 7 y en total en la cuenta se juntaron más de 140 mil dólares.

GoFoundMe

Al enterarse, Owen se sintió muy agradecido y ahora destinará esos fondos para apoyar a otros chicos de la comunidad LGTBQ que se encuentren en una situación similar a la de él.

¡Que buena noticia!, ¿no crees? Es genial saber que Owen no se quedará sin estudios.