Especial

Reconocidas personalidades de la cultura francesa, entre las que destacan la actriz Catherine Deneuve, la escritora Catherine Millet y la cineasta Brigtte Sy, han firmado un manifiesto contra el movimiento #MeToo pues consideran que promueve el odio hacia los hombres y ha desatado una caza de brujas contra ellos.

El caso del productor Harvey Weinstein fue tan sólo el inicio de la revolución que se desató en Hollywood, ya que a partir de ese momento varias celebridades también decidieron romper el silencio, vencer el miedo y no seguir ocultando más las terribles experiencias sobre acoso y agresión sexual de las que habían sido víctimas, fue así como los nombres de otros productores, directores, actores y cantantes salieron a la luz luego de ser acusados de estos terribles actos.

Especial

Fue así como el movimiento Time’s Up, apoyado por más de 300 actrices surgió para defender los derechos de las mujeres, acabar con el acoso sexual y machismo propiciado por algunos de sus compañeros de trabajo, al mismo tiempo varios famosos (tanto mujeres como hombres) se unieron para denunciar a través de redes sociales los abusos de los que habían sido víctimas incluyendo el #MeToo.

Si muchos creían que estas iniciativas terminarían junto con el 2017, Hollywood les demostró que estaban muy equivocados pues la ceremonia de los “Golden Globes” se tiñó de negro luego de que muchos portaron un atuendo de dicho color como rechazo al sexismo que aún la industria del entretenimiento enfrenta.

Especial
También te puede interesar: Natalie Portman pone en evidencia el sexismo de Hollywood en los Globos de Oro (+VIDEO)

Pocos días después de la gala surgió en Francia, un movimiento que está desatando gran polémica pues se opone totalmente a “Time’s Up” y “Me Too”, los condena por “ser inapropiados” “fomentar el odio a los hombres”,  catalogar a las mujeres como “pobres indefensas bajo el control de demonios falócratas”, promover el “puritanismo sexual” y coartar la libertad sexual.

Catherine Deneuve, la escritora Catherine Millet, la cantante Ingrid Caven, la editora Joëlle Losfeld, la cineasta Brigitte Sy, la artista Gloria Friedmann y la ilustradora Stéphanie Blake por mencionar a algunas de las 100 integrantes artistas, intelectuales y activistas que emprendieron esta nueva iniciativa, firmaron una carta que fue publicada por “Le Monde”, en la que explican por qué Hollywood está haciendo mal las cosas:

También te puede interesar: Celebridades de Hollywood se unen para exigir la libertad de una joven que mató a su violador
Especial/ Catherine Deneuves

“La violación es un crimen, pero la seducción insistente o torpe no es un delito, ni la galantería una agresión machista”.

“Desde el caso de Weinstein se ha producido una toma de conciencia sobre la violencia sexual ejercida contra las mujeres, especialmente en el marco profesional, donde ciertos hombres abusan de su poder. Eso era necesario. Pero esta liberación de la palabra se transforma en lo contrario: se nos ordena hablar como es debido y callarnos lo que moleste, y quienes se niegan a plegarse ante esas órdenes son vistas como traidoras y cómplices”.

Las partidarias de este nuevo movimiento aseveran que las denuncias publicadas a través de redes sociales se han convertido en “Una caza de brujas”, “una campaña de acusaciones hacia individuos a los que no se deja la posibilidad de responder o defenderse”

“Esta justicia expeditiva ya tiene sus víctimas: hombres sancionados en el ejercicio de su oficio, obligados a dimitir […] por haber tocado una rodilla, intentado dar un beso, hablado de cosas intimas en una cena profesional o enviado mensajes con connotaciones sexuales a una mujer que no sentía una atracción recíproca”, expresaron.

Asimismo hicieron pública su preocupación por regresar a una “Moral Victoriana” oculta bajo “esta fiebre por enviar a los cerdos al matadero”, que no beneficiaría la emancipación de las mujeres, sino que estaría al servicio “de los intereses de los enemigos de la libertad sexual, como los extremistas religiosos”.

En este sentido la revolución que Hollywood está enfrentando actualmente representa un retroceso en el feminismo (según las firmantes), pues no promueve la igualdad, sino el odio hacia los hombres y la sexualidad.

“No creo que sea la forma más adecuada de cambiar las cosas. ¿Después qué vendrá? ¿’Denuncia a tu puta’? Son términos muy excesivos y, sobre todo, creo que no resuelven el problema” – declaró Catherine Deneuve.

Sin duda, este movimiento ha recibido una extensa cantidad de criticas y opiniones en redes sociales, algunas a favor y otras más en contra, principalmente por activistas feministas.

 

” #CatherineDeneuve y sus amigos están “defendiendo la libertad sexual” por “la libertad esencial de seducir e importunar” y honestamente estoy consternada. No estamos en contra de la sexualidad, ESTAMOS EN CONTRA DE LOS AVANCES SEXUALES NO DESEADOS (eso NO es libertad sexual)”. 

Lo cierto es que el cine de Hollywood y el francés son diferentes en varios aspectos. “El cine francés es el producto de una sociedad menos puritana, ha sido más abierto y menos moralista que Hollywood en cuanto al tratamiento del sexo y de la desnudez, sobre todo femenina”, explica el sitio Cinema and the Second Sex: Women’s Filmmaking in France, de modo que existe un choque cultural y eso podría explicar la forma de pensar de estas 100 mujeres que firmaron el manifiesto.