Foto @c4jimenez

Envuelto en bolsas de plástico y cobijas, el cuerpo del infante se  encontraba entre los brazos de una mujer que pretendía partir de la central de autobuses TAPO, en la CdMx a Puebla.

Silvia Reyes Batalla de 25 años de edad fue interceptada por agentes de la policía capitalina en la estación de autobuses TAPO por llevar en brazos a un niño de 5 años de edad totalmente cubierto. Este hecho pareció muy sospechoso, es por eso que las autoridades decidieron interrogar a la mujer y al hombre que la acompañaba, de nombre Alfonso Refugio Domínguez, quien aseguró ser su pareja.

Silvia explicó que su hijo llamado Miguel, había muerto durante la madrugada debido a una enfermedad que padecía desde hace tiempo, de modo que quería viajar a Puebla, su estado de origen para darle sepultura.

También te puede interesar: ¡OMG! Un grupo de personas viajó con un cadáver en el metro de la CdMx
Foto @c4jimenez
También te puede interesar: La venta de cadáveres, un escalofriante negocio redondo en Estados Unidos

Los paramédicos también llegaron al lugar, pero sólo corroboraron el deceso del pequeño. 

Las declaraciones de la pareja no fueron suficientes, así que la Procuraduría General de la Justicia de la Ciudad de México ha iniciado una investigación de los hechos para determinar las causas de la muerte del niño.

Este suceso pasó a convertirse en un caso más en el que un civil pretende trasladar a un cadáver en el transporte terrestre de la ciudad de México, otro caso que también fue viral fue el del metro, cuando 4 personas viajaron con un féretro. 

Foto Especial