Especial.

Tenía 83 años y era uno los principales caricaturistas de nuestro país, Eduardo Humberto del Río García, mejor conocido como “Rius” era de los pocos que podían presumir que su trabajo había sido visto por todos al menos una vez en la vida. Probablemente ni siquiera te habías dado cuenta, pero esas caricaturas satíricas que veías en los periódicos eran suyas, probablemente.

También te puede interesar: Joe Sinnott, la pluma detrás de los dibujos del cómic del Hombre Araña

Una larga carrera

Rius tenía una trayectoria de más de 60 años, esto quiere decir que vivió los grandes cambios que ha sufrido el país de una manera bastante peculiar, empezó su carrera en la revista mexicana “Ja-Já” (ejemplar que contaba chistes locales).

A partir de ese momento ya nadie lo detuvo, durante su carrera trabajó para varias de las revistas y diarios más importantes de nuestro país como Proceso, Siempre! y Sucesos. Pero eso no es todo ya que también publicó 100 libros de distintos temas: políticos, nutricionales, marxistas y capitalistas, entre otros más. Eso sí cada uno tiene el peculiar sentido del humor que lo distinguió por siempre.

Rius.

Maestro de corazón

Muchas personas se inspiraron en el trabajo de Rius, mientras que otros colegas crecieron a la par con él. Entre ellos se destacan Arturo Kemchs, Rafael Barajas Durán “El Fisgón” o Jorge Carreño. Varios caricaturistas importantes de México aseguran que él marcó un antes y un después en las historietas de protesta, además, muchos afirman que el ejemplo de sus trazos los convirtió en los grandes caricaturistas que son ahora. 

Rius era conocido como el “maestro de morenos” por ser el clásico que enseñaba “de contrabando” o al menos así es como muchos de sus alumnos lo describían. No necesitaba de un aula para compartir sus conocimientos ya que muchas veces se le encontró platicando con grandes y chicos en parques, restaurantes o algún lugar tranquilo en Morelos, lugar donde residía pero eso no es todo, ya que si de educación hablamos, él era un claro referente para los grandes escritores y periodistas; en una ocasión, para una entrevista, la famosa escritora francesa-mexicana Elena Poniatowska declaró que el caricaturista era uno de los grandes educadores del Siglo XX. Mientras tanto, otro grande, Carlos Monsiváis pronunció que en México existían 3 secretarías de Educación: “SEP, Televisa y Rius”. 

José Antonio López.
También te puede interesar: Ellos son los creadores de los cómics que compartes en la red (+GALERÍA)

El mil usos

A lo largo de su vida Eduardo había sido de todo un poco. Primero se inició como seminarista, cosa que no le funcionó e, irónicamente, fue excomulgado gracias a la creación de un controversial libro dedicado al ateísmo y cómo la religión te “atonta”, después de eso fue telefonista en la Funeraria Gayosso en donde “mataba” el tiempo dibujando a sus nuevos amigos. Posteriormente fue embotellador, vendedor de jabón, cajero y hasta encuadernador. (No le gusta estar en un solo lugar).

Rius /El Chamuco.

Amigo de todos

Una persona con el humor de Eduardo es bienvenida aquí y allá y eso le ayudó a ser íntimo de grandes escritores, periodistas y políticos, sí se llevaba bien con un par de funcionarios a pesar de dibujar un sinfín de cartones dedicados al mal manejo político que tiene el país. Entre los periodistas se destaca la mexicana Carmen Aristegui, quien en varias veces le relizó entrevistas al caricaturista, incluso fue ella la que dio la noticia de que había sido secuestrado gracias a que él mismo se lo confirmó.

Pero no todo fue miel sobre hojuelas en la vida de este personaje, en 1969 era todo lo contrario, un día, gracias a la publicación de su historieta “Los Agachados”, partidarios de Gustavo Díaz Ordaz a punta de pistola lo sacaran de su oficina en la Editorial Posadas, debido a que ya estaban hartos de que criticara la forma de gobernar del en ese entonces Presidente.

Rius.

No cabe duda de que con el fallecimiento del Rius, se quedará un hueco importante en la crítica política y social y si bien aún quedan varios de sus colegas que siguen sorprendiendo a México con su humor, ninguno se compara con lo que Eduardo logró. 🙁

Rius.com