La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) comenzará el año con un recorte presupuestal, ahora tendrán 5 mil 724 millones de pesos, 2.85 menos que el del 2016 pero el recorte no le asusta al rector Alfonso Esparza Ortiz que con o sin dinero, seguirá posicionado a la casa de estudios como la mejor de América Latina.

La BUAP sin miedo al 2017

El tema es un poco confuso y te diré porqué, verás, el rector dice que el presupuesto es un poquito mayor al que ejerció este año, el de este año fue de 3 mil 835 millones de pesos, a los que se le sumo el subsidio estatal pero en comparación con la inflación, el dinero para el próximo año es menor.

También te puede interesar: ¿Innovación educativa? La BUAP está entre los primeros lugares

“En términos normales, aumentó en cerca de 2%, pero en términos reales, disminuyo 2.8%”,  el rector lamentó la aplicación de recortes presupuestales a fondos concursables en los que la calidad académica, la responsabilidad en el manejo de sus finanzas y la importancia de los proyectos que presentaba, la universidad conseguía mayores recursos, recursos que ahora, nomás no están.


“Eran fondos que iban destinados básicamente al fortalecimiento de cuerpos académicos, al incremento de la matrícula, al incremento de cobertura… Esos fondos hasta el momento no han surgido”, agregó el líder de la BUAP  pero no todo es tan malo ya que este año fueron sumados algunos recursos al Presupuesto de Egresos de la Federación en el rubro educativo, estos fondos son gestionados por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies) y pueden ser agregados a la BUAP.

También te puede interesar: Año Nuevo y fecha nueva para la convocatoria de admisión a la BUAP

Así que no queda más que hacer changuitos para que estos fondos sean sumados al presupuesto de la BUAP, digo, decía mi mamá que Dios da y Dios quita y así como hubo recorte puede haber otra manera de equilibrar el presupuesto, ya saben, Dios aprieta pero no ahorca. Lo que sí es que el rector se comprometió a seguir teniendo el mismo ritmo educativo sólo que con políticas de austeridad pero en ningún momento queda a discusión el bajar la calidad académica y la labor de investigación.

No hay comentarios