El Rector Alfonso Esparza Ortiz sostuvo un diálogo con estudiantes y personal académico de la Facultad de Ciencias de la Electrónica, a quienes respondió dudas e inquietudes, cumpliendo así su compromiso con la comunidad universitaria.

“La intención es escucharlos y ver cómo podemos mejorar día a día. En este ejercicio tratamos de dar soluciones para que con toda libertad expresen sus dudas y necesidades relacionadas con asuntos primordiales para la Institución, como docencia, investigación, deporte, infraestructura, entre otros aspectos que quieran tratar”, expresó.

El Rector Esparza reconoció la inquietud que genera en este año la falta de crecimiento de la planta docente, mediante la promoción de plazas de nueva creación. Sin embargo, informó que por disposiciones de la SEP federal, la Universidad podría ser sancionada si realiza este proceso sin previa autorización.

Informó que desde abril han sostenido reuniones con la SEP para que al menos las 12 plazas que ya estaban comprometidas se puedan liberar en este 2019. Insistió en que a la Universidad le interesa retener a estos docentes, dados sus perfiles y las necesidades de las unidades académicas.

También te puede interesar:Líderes en Desarrollo Santander FUNED entrega becas a alumnos y exalumnos BUAP
BUAP

El Rector de la BUAP estuvo acompañado por funcionarios de la Oficina de la Abogada General, Secretaría General, Dirección de Infraestructura Educativa, las vicerrectorías de Docencia, de Investigación y Estudios de Posgrado, y de Difusión y Extensión de la Cultura. También de la Coordinación Administrativa, Contraloría General, Tesorería General, Dirección de Recursos Humanos y la Dirección Administrativa del HU.

El Rector y los funcionarios universitarios dieron respuesta a las preguntas relacionadas con mejora en infraestructura, apoyo a proyectos de investigación, ampliación y equipamiento de laboratorios, seguridad dentro del campus y uso de nuevas plataformas académicas. Aunque lo más importante fue lo relacionado a la carga laboral docente. El Rector también garantizó que no habrá sobrecarga de horas clases y que los tiempos se ajustarán a lo establecido.

La dinámica permitió la intervención de varios profesores y estudiantes. Todos agradecieron la apertura y la respuesta de las autoridades universitarias.

Otras de las exposiciones de estudiantes apuntaron a la demanda de mayores espacios, o bien a la estabilización de la matrícula. Los chicos aseguraron que los servicios educativos se saturan, lo que puede mermar la calidad educativa. Pidieron también apoyo para equipar laboratorios, así como mejora en la infraestructura sanitaria y en los servicios de movilidad.

BUAP
También te puede interesar:Estudiantes de la BUAP se llevan medalla en la Olimpiada de las Neurociencias

Las autoridades universitarias informaron sobre un programa de mejora en infraestructura para atender los requerimientos. De igual forma plantearon programas de apoyo a proyectos de investigación y aprovechamiento de recursos del patrimonio universitario. Así podrán ser empleados por estudiantes y profesores como una herramienta de trabajo y aprendizaje.