Vanguardia/Héctor García

En un bar de Parras de la Fuente, Coahuila una fiesta tipo Ladies Night terminó en un show de sexo en público, lo cual escandalizó a la población y provocó la clausura del lugar. Lo peor, una regidora del estado podría haber estado involucrada en la organización del evento.

Todo comenzó siendo un espectáculo en el bar “La Patrona”, el evento pertenecía a la categoría “Sólo para mujeres”, así que strippers bailaron frente a varias chicas que querían divertirse, sin embargo; la fiesta tomó otro rumbo bastante polémico justo en el momento en que uno de los jóvenes comenzó a tener relaciones sexuales en el escenario con una de las bailarinas. Por si fuera poco, tales hechos fueron grabados en un video que fue difundido en redes sociales y acabó siendo viral y criticado por muchas personas.

También te puede interesar: Usan modelos desnudas para promover el turismo en Yucatán y a la gente no le gustó nada (+VIDEO)

La mujer que en el video aparece teniendo sexo con un stripper fue identificada como Helena Alvarado, quien luego de las acusaciones confesó a través de sus redes sociales que se trató de simple actuación, nada fue real y agregó lo siguiente:

“Al final de cuentas pasó lo que tenía que pasar. Fue un evento súper padre, son unos chavos súper padres…En este caso fue una fiesta privada, no veo el motivo por qué hicieron viral esto. Obvio que fue una persona, una ardida que en realidad le caló lo que pasó” – Alvarado.

También te puede interesar: “Cojan rico, pero con condón”, dice la delegada de Iztapalapa y se vuelve viral (+VIDEO)

Para agravar aún más la situación, se sabe que María del Roble Ortiz, perteneciente al Partido del Trabajo y regidora de Las Parras, pudo ser la organizadora del escandaloso evento, mismo en el que se solicitó $150 pesos de cover y a las primeras 50 mujeres se les otorgó una bebida gratis.

Los habitantes de “Parras”, lugar que es considerado “Pueblo Mágico”, quedaron sorprendidos por los acontecimientos, de modo que el bar “La Patrona” fue clausurado y aún se desconoce la sanción que enfrentará la regidora.

Se desconoce la razón por la que se organizó tal fiesta, algunos afirman que su finalidad era recaudar fondos para una de las involucradas y otra para celebrar un cumpleaños.

Especial

Lo cierto es que la situación representa un delito, pues de acuerdo con los artículos 299 y 306 del Código Penal del Estado, los hechos están clasificados como exhibicionismo y podrían ser castigados hasta con 5 años de prisión.

¡Qué fuerte! No queda otra alternativa más que esperar a que las autoridades otorguen el último dictamen y que está situación se aclare.