Después del trágico accidente en Chilchotla, Puebla en donde un almacén de pirotecnia explotó causando la muerte de 14 personas, los vecinos tuvieron que enterrar a las víctimas en cementerios improvisados. Por esta razón, el gobernador del Estado de Puebla, Antonio Gali Fayad autorizó la creación de un panteón para la localidad.

También te puede interesar: Un almacén de pirotecnia en Chilchotla, Puebla explota y México está de luto

Trabajando unidos

En muchas ocasiones, las desgracias sorprenden a los vecinos de las comunidades, esta vez lo vivieron en carne propia los habitantes de San Isidro cuando tuvieron que crear un panteón para poder darles descanso eterno a los fallecidos durante la explosión de pirotecnia pero aunque el “inconveniente” estuviera medianamente resuelto, los habitantes necesitaban un lugar especial para enterrar a sus seres queridos por lo que le pidieron al gobernador la construcción de un lugar digno para el descanso eterno y la respuesta fue un rotundo sí.

Imagen: Javier Pérez.
También te puede interesar: Esta es la razón por la que el Tribunal Superior de Justicia y el Gobierno de Puebla se unieron

Tras visitar el campo en donde habían improvisado el cementerio, Tony Gali solicitó a su equipo de trabajo las facilidades para que los pobladores tuvieran todo lo que necesitaran para la creación inmediata de un cementerio. Así mismo, afirmó que ayudaría a reconstruir las viviendas afectadas y a procurar una correcta atención médica para las personas que resultaron heridas.

No cabe duda de que aunque la situación parezca oscura, es mucho más sencillo salir adelante con el apoyo que necesitas y es que incluso la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ha solicitado la aplicación de medidas (que ya se están planeando) para evitar más accidentes de esta magnitud.

Imagen: Especial.