En Estados Unidos un pequeño fue privado de alimentos y torturado durante días por su madre, padrastro y hermanos hasta que su cuerpo no resistió más. 

Diversos documentos judiciales dan prueba del trato inhumano que Anthony Avalos sufrió durante 5 o 6 días antes de su muerte en su casa de Lancaster en el desierto de Mojave, al norte de Los Ángeles California. 

La tortura implicó dar palizas al niño en el piso del dormitorio, golpearlos con un cinturón y una cuerda, verter salsa picante en su boca y prohibirle usar el baño. Los actos de violencia fueron cometidos por Heather Maxine Barron, de 28 años, y su novio, Kareem Ernesto Leiva, de 32, quienes también obligaron en varias ocasiones a los 8 hermanos de Anthony a reñir con él y vigilar que se mantuviera arrodillado, de pie o tendido en el piso. la razón de este maltrato era que el niño había revelado su que era gay pocos días antes.

Especial
También te puede interesar: Esta casa escondía un repugnante escenario de desperdicios y tortura de menores (+FOTOS)

Después de tantos abusos, el cuerpo de Anthony no resistió más, su agonía había iniciado, elementos de la policía fueron llamados a la casa Lancaster poco antes de la muerte del chico, fue entonces cuando lo hallaron inconsciente en el suelo de su habitación, cuando se le preguntó a la madre por lo sucedido, sólo dijo que se había caído de las escaleras. 

También te puede interesar: Esta religiosa mató de hambre a un niño porque creía que estaba poseído

“En un momento Anthony no podía caminar, estaba inconsciente acostado en el suelo de su habitación durante horas, no recibió atención médica y no podía comer solo” – declaró Jonathan Hatami el fiscal del distrito del condado de Los Angeles.

Cuando Anthony llegó al hospital su corazón se había detenido, presentaba una lesión cerebral traumática y una hemorragia cerebral, además tenía los ojos enrojecidos, varios hematomas, rasguños y cortes en el rostro, extremidades, abdomen y espalda.

Los funcionarios del bienestar infantil ya habían recibido denuncias en 2013 hasta 2016 acerca del maltrato que Anthony recibía por parte de su madre y su padrastro, así que fue retirado de su hogar, pero las autoridades lo regresaron a su familia debido a que esta recibió terapia y asesoramiento en su hogar.

Especial

Por ahora Heather y su novio Kareem, fueron declarados culpables de tortura y asesinato, así que se encuentran encarcelados con una fianza de 2 millones de dólares cada uno, pendiente de audiencia el próximo mes y podrían enfrentar 22 años y 32 años de prisión respectivamente.