Tomar agua, más que una necesidad podría parecer un placer pero todo en exceso es malo.

Después de hacer mucho ejercicio o de caminar bajo el rayo del sol, en un día de calor o para acelerar nuestro metabolismo, desde pequeños nos han enseñado que tenemos que tomar agua queramos o no, algunos dicen que 1 litro, otros que dos, sin embargo, el agua, también podría ser dañina, si es que te pasas de la cantidad que tu cuerpo pide y necesita.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Monash, Australia decidió estudiar qué es lo que pasa cuando no quieres tomar agua, pero lo haces para llegar a la cantidad «recomendada»; analizaron con una resonancia magnética lo que sucede en el cerebro cuando nos obligamos a tomar líquidos aunque nuestro cuerpo no quiera hacerlo.

¿Agua de más?

Resulta que cuando sigues tomando agua a pesar de que tu cuerpo no te lo pide, el cerebro activa los procesos de «inhibición de ingesta». Este mecanismo sirve para regular la ingesta de líquidos y nos protege de un exceso de estos porque pareciera tonto, pero tomar agua de más puede llevarnos a una intoxicación fatal.

También te puede interesar: El mundo se quedará sin agua, la realidad supera a la ficción y está más cerca de lo que crees

Nuestro cuerpo puede entrar en hiponatremia, un trastorno hidroelectrolítico que presenta una concentración de sodio en la sangre por debajo de los 153 mmol/L (o sea, el mínimo recomendado). Los síntomas de este proceso son muchos y muy variados, desde el letargo y las nauseas hasta llegar a caer en coma y convulsionar.

Los cientificos afirman que hubo casos de atletas de maraton que recibieron instrucciones de beber mucha agua y murieron en esas dolorosas circunstancias ya que ingirieron más de lo que necesitaban.

También te puede interesar:Nos quedamos sin oxígeno y la causa te sorprenderá

Así que la recomendación es simple, solamente toma la cantidad de agua que tu cuerpo necesite y además sólo cuando tengas sed, ya que tomar demasiada y cuando no quieres puede provocar graves problemas a tu salud.

via GIPHY