Especial

Llevaba 7 años trabajando ahí, jamás hubo quejas de ella, sin embargo; la escuela decidió despedirla por sus preferencias sexuales.

Jocelyn Morffi se casó un par de fines de semana antes de San Valentín con su pareja de toda la vida, Natasha Hass, el momento, como era de esperarse, la hizo por demás feliz y decidió compartirlo con sus amigos en las redes sociales. Todos le manifestaron su apoyo y no había más que puros buenos comentarios para la nueva pareja de casadas. Luego, Jocelyn volvió al trabajo y todo parecía ir normal, hasta que la despidieron.

La razón fue que la escuela Primaria Saints Peter and Paul Catholic School en Miami, Florida, consideró que su orientación sexual era un impedimento para seguir estando cerca de los niños.

También te puede interesar:Esta romántica propuesta de amor gay entre unos alumnos del CBTis ha reventado Internet (+VIDEO)

#GuiltyOfLove !

Una publicación compartida por teach[email protected] (@teachhope70x7) el

La maestra y muchos de los padres de familia quedaron en shock luego de que la institución enviara un comunicado a los medios locales para informar sobre el despido, calificándolo como “necesario y difícil”. Por su parte, muchos de los papás decidieron manifestarse afuera de la escuela para exigir el regreso de Jocelyn argumentando que su vida privada no tenía nada que ver con la forma en cómo trataba a sus hijos, ya que enseñaba excelente y era muy querida por ellos.

También te puede interesar:Itaberlly, el chico al que su madre quemó vivo por ser gay

Por su parte, la primaria ya no dio otra respuesta y tampoco se mostró preocupada porque la maestra proceda legalmente porque desde el 2015 el matrimonio homosexual está legalizado en Florida.

¿Crees que tenían razón en despedirla?

El colegio católico no le dio explicaciones, pero desde la arquidiócesis de Florida reconocieron que para ellos Morfii “había roto un contrato”
Especial