En una iglesia de Indianápolis estatuas de la vírgen María, el niño Jesús y San José fueron puestas en una jaula como señal de protesta contra la política Tolerancia Cero de Trump aplicada a los migrantes.

La catedral de la capital del estado de Indiana, Episcopalian Christ Church Cathedral, instaló una representación de la sagrada familia en un centro de  ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) como señal de rechazo a la separación de más de 2.300 niños inmigrantes de sus padres indocumentados al ser detenidos en la frontera con México.

Stephen Carlsen, el representante de la iglesia, emitió un comunicado en el que explicó que estas políticas son reprobables ya que la biblia es clara respecto a la forma en la que debemos actuar si unas personas están buscando seguridad para sus familias.

“Tenemos que mostrar misericordia con ellos y acogerlos. Jesús, María y José no tenían hogar y huyeron del peligro para buscar asilo” – aseguró Carlsen.

También te puede interesar: Abrió un puesto de limonada para ayudar a los inmigrantes y lo que recaudó te dejará boquiabierto

También te puede interesar: “Fuck Trump”, el lipstick que está ayudando a reunir a familias migrantes en Estados Unidos

Para transmitir su mensaje y dar a conocer su iniciativa ha utilizado el hashtag “#EveryFamilyIsHoly (cada familia es sagrada).

“Es una manera perfecta de mostrar lo que está pasando. Son familias en jaulas. Esta es una familia que resuena a mucha gente” – comentó Mark Reckart, miembro de esta iglesia al IndyStar.

 

Colocar a Jesús y sus padres terrenales en una jaula pretende generar impacto para echar abajo la terrible medida tomada por el mandatario de EUA, además muchos clérigos del grupo asistieron a las protestas que se presentaron en toda la nación bajo el lema “Families Belong Together” (“Las familias deben estar unidas”).

Hasta ahora, lo único que se ha conseguido es que Trump decidiera hacer menos dura la medida y ahora permite que tanto padres como hijos sean detenidos en el mismo lugar y no separados.