Como si no hubiera sido suficiente con la mala racha que le ha aquejado a Starbucks por culpa de sus empleados, ahora una de las trabajadoras de uno de estos locales en La Cañada Flintridg, California, decidió llamar “frijolero” a un cliente que llegó a pedir cafés. Pedro, es inmigrante mexicano y trabaja en “Los Gringos locos”, un restaurante que está cerca del lugar en donde todo sucedió.

Pedro no sabe hablar bien inglés, por lo que a su regreso en el trabajo su jefa se dio cuenta de lo que habían escrito en su bebida e indignada decidió ir a reclamar y después subirlo a Internet. La tienda aseguró que la empleada escribió “beaner” porque no entendió el nombre del cliente, aunque sí pudo entender perfectamente qué tipo de cafés quería e incluso qué especificaciones debían tener, por su parte; en Twitter, la cadena se disculpó de inmediato y aseguró que ese no era el trato que se proponían tener con los clientes, por lo que ofreció darle a Pedro una tarjeta de consumo por 50 dólares al igual que bebidas gratis a sus compañeros de trabajo, pero ellos no aceptaron.

También te puede interesar:Sin Starbucks por un día, la cadena cerrará para capacitar a sus empleados sobre racismo

Hasta ahora no se sabe si la chica que decidió llamarle “frijolero” a Pedro será sancionada de alguna forma o despedida, pero lo que sí recordamos es que después de que se viralizara el caso del par de afroamericanos que fueron detenidos por entrar y “no consumir nada”, Starbucks había fijado el 29 de mayo como la fecha en que cerraría todas sus cadenas en Estados Unidos para poder capacitar a su personal sobre racismo, algo que al parecer, necesitan con urgencia.