Instagram: Gerber

Lucas Warren fue seleccionado entre 140 mil bebés participantes en todo Estados Unidos para convertirse en el rostro de Gerber este 2018, sus padres están felices por la noticia.

El concurso que la marca de papillas más famosa del mundo organiza para seleccionar al bebé que será la imagen en las campañas publicitarias durante todo un año, ya es una tradición, pues se ha realizado desde 1928, pero esta vez dicho acontecimiento llamó la atención de miles de personas en el mundo debido a que la empresa decidió hacer un cambio para mostrarse más incluyente dejando a un lado los cánones de belleza impuestos por la sociedad, fue así como la organización por primera vez en los 90 años que ha realizado la dinámica eligió como ganador de su certamen a un pequeño con síndrome de Down.

También te puede interesar: Tiene 32 años, Síndrome de Down y es el rostro de una campaña de belleza

También te puede interesar: Mario Bros en favor de las personas con discapacidad

Gracias a su dulce sonrisa y expresión de alegría, Lucas Warren logró conquistar el corazón de los jueces quienes al ver su fotografía determinaron que debía ser el ganador, pues lo consideraron “el bebé que mejor ejemplifica el legado de larga trayectoria de la compañía, la de reconocer que cada uno es un bebé Gerber”, aseguró Bill Partyka, Director general de la empresa.

Lucas Warren, es originario de Dalton Georgia y tiene un año de edad. Su madre, Courtney Warren, comentó durante una entrevista con “Today Parents” que estaba sorprendida y emocionada por la noticia de que su hijo haya sido elegido como el “Bebé Gerber 2018″, pues ella no tenía mucha esperanza en que eso sucediera, más bien se animó a inscribir a su pequeño en el concurso luego de que un pariente le mostrara el anuncio, fue así como decidió subir a su cuenta de Instagram una foto de Lucas con el hashtag de la competencia sin siquiera imaginar lo que sucedería.

Especial

Por otro lado, Courtney Warren también describió a su hijo como un niño extrovertido, que ama jugar, sonreír y hacer reír a los demás. Tanto ella como su esposo, Jason Warren, esperan que su hijo pueda ayudar a que la sociedad acepte más a los niños y personas con necesidades especiales, pero sin que dejen de ver a Lucas como el divertido infante que es.

Después de enterarse de esta buena noticia Katie Driscoll, fundadora y presidenta de la organización sin fines de lucro “Changing the Face of Beauty”, la cual tiene por misión lograr que personas con discapacidad tengan derechos igualitarios en el ámbito de publicidad y medios de comunicación, reconoció a Gerber por ser una de las empresas en sumarse a este cambio.

“Creemos que si las marcas representan a niños con una discapacidad, están comunicando su valor a nuestra sociedad. Movimientos como este nos mueven más cerca de un mundo más inclusivo” – señaló Driscoll.

Esperemos que otras marcas reconocidas internacionalmente, que son quienes tienen un impacto social enorme se sumen a esta labor y también integren a personas con discapacidad a sus campañas publicitarias, después de todo no deberían hacer diferencia, todos somos seres humanos y cada uno de nosotros cuenta con cualidades únicas que vale la pena destacar. Generar un ambiente igualitario principalmente en el ámbito de la publicidad, que es uno de los más influyentes en la percepción e ideología de la gente, podría ser una buena estrategia para lograr que disminuya la discriminación.