Wikimedia Commons

No es extraño encontrarnos con piezas raras o que incluso no podemos entender en los museos, sin embargo, esta va más allá de todo lo que has visto.

Se trata de la caca vikinga más famosa del mundo, sí, como lo lees, este objeto ha sido investigado muchísimas veces por los expertos e incluso se le trata con sumo cuidado luego de que se cayera una vez y se “fracturara en tres”, pero, ¿por qué este pedazo de caca es tan importante para el museo de York, en donde es exhibido? Pues porque es único en el mundo; la pieza mide 20 centímetros, un récord que nadie más ha podido superar o si quiera acercársele, además de que es la pieza de su tipo más antigua en el mundo.

Resultado de imagen para Lloyds Bank Coprolite
Especial

El excremento fue descubierto en 1976 bajo una antigua fábrica de dulces en la ciudad de York, Reino Unido y desde entonces no ha sido  más que el objeto de fascinación de los arqueólogos. La razón de la conservación de la caca de miles de años es que en York había numerosos asentamientos que desarrollaron una segunda capa de basura bajo la ciudad y eso fue lo que pudo conservar intactas varias cosas, como telas, pieles y claro, esta enormidad.

También te puede interesar:Este hombre Neandertal vestido de forma moderna en un museo confunde a Internet (+FOTOS)

Su nombre oficial es Lloyds Bank Coprolite, sin embargo, nadie la llama así porque en el mundo es más bien conocida como “la caca más grande”. Su valor científico responde a que es casi imposible que se de una probabilidad de encontrar algo parecido en la Tierra, es decir, intacta, enorme y que pertenezca a una sola persona, porque sí, los expertos han encontrado muchísimo excremento, pero por lo general está dentro de letrinas y fue desechado por varias personas, así que no pueden hacer una definición exacta de a quién perteneció.

Imagen relacionada
Así eran los vikingos/Especial

Pero note dejes engañar porque una caca así de grande no quiere decir que la gente era precisamente sana en aquel entonces, de hecho, los vikingos, como el dueño de ese pedazo de excremento, eran bastante sucios, tanto que allí había 20 centímetros llenos de gusanos y parásitos que indicaban que su dueño comía muy pocas frutas y verduras.

¿Te darías una vuelta al museo de York para conocerla?

También te puede interesar:Un museo compara imágenes de africanos con animales y la gente enfurece (+VIDEO)
Resultado de imagen para museo de york
Museo de York/Especial