Andrew Wardle nació con una extraña anomalía, no tenía pene debido a una extraña malformación congénita llamada extrofia vesical. Su infancia fue complicada desde el principio, al enterarse de su “mal” sus padres lo abandonaron y fue dado en adopción, después, vivió un tormento constante, jamás confesó a nadie su condición y cuando tenía novia siempre evitaba tener relaciones sexuales, así que no hubo momento en que se sintiera “completo”, incluso intentó suicidarse dos veces, por eso empezó a pensar en someterse a una cirugía para tener un pene.

Décadas pasaron para que Andrew por fin cumpliera su sueño, a los 45 años, empezó los preparativos para que todo sucediera, la intervención duró 10 horas en el Hospital Universitario de Londres en donde le insertaron un pene a partir de piel, músculos y nervios extraídos de uno de sus brazos. 55 mil dólares fue la cuenta que pagó para cumplir su sueño.

Pero lograr lo que deseas no siempre es sencillo y para el chico la recuperación fue todo un martirio, sin contar que tuvo pasar dos semanas con una erección constante para probar que todo iba a funcionar  como debería.

Los médicos le sacaron piel de su brazo para construir su pene desde cero
Especial
También te puede interesar:Fue a dar al hospital por un terrible dolor… ¡Y le sacaron una tortuga muerta de la vagina!

Misión cumplida, Andrew lo logró pero cuando pensó que su vida estaría completa ocurrió un imprevisto, el día después en que su pene fue usado por primera vez algo extraño sucedió, el chico cayó inconsciente, su prometida lo encontró y de inmediato lo llevaron al hospital, había caído en coma. Cinco días pasó sin reaccionar, hasta que dieron con la causa, su vesícula biliar, que después fue retirada con una laparoscopía, así que el susto pasó y por fortuna ahora el recién estrenado “macho” podrá usar su nuevo “juguete” sin restricciones, de hecho, no ha perdido el tiempo y ya planea tener hijos con su futura esposa. La historia tuvo final feliz.

Andrew Wardle y su novia. Viven juntos en Manchester. Tras la primera experiencia sexual, él cayó en coma y casi muere
Especial