Desmond Downs

Esto es lo más inspirador que leerás hoy, te lo aseguro.

Muchas veces, al estar con una persona por mucho tiempo la relación se va desgastando y llenando de monotonía, sin embargo; hay otros casos  en los que la compañía y el amor siguen a pesar de todo, incluso de la enfermedad o los problemas financieros y precisamente así es la relación de esta pareja de la tercera edad, que demostró que no importando el tiempo, se elegiría una y otra vez.

Michael Joyce y Linda Joyce han estado casados durante 34 años, las cosas no habían sido precisamente fáciles en el último tiempo pero se amaban igual que al principio; a Michael le habían detectado alzheimer y desde entonces cada vez olvidaba más detalles sobre los años que había vivido en su juventud y sobre quién era la mujer que despertaba a su lado todos los días, aunque eso sí, si algo tenía bien claro era que ella le gustaba siempre y la amaba a cada instante.

También te puede interesar:Este anuncio para encontrar pareja en 1856 le está robando el corazón a Internet

La pareja sobrellevaba a la perfección los estragos de la edad y el tiempo, pero Linda nunca imaginó que su esposo le daría una extraña pero tierna sorpresa. Un día común, cuando Michael se despertó aún recordaba que ella era su novia pero no que se habían unido en matrimonio, así que pegó un salto fuera de la cama y de una forma muy efusiva le propuso casarse… Por segunda vez, sin saberlo por supuesto.

Ella le respondió que sí, aunque obviamente pensaba que era cosa de la enfermedad y al cabo de unas horas o días él olvidaría la tierna propuesta que le sacó una enorme sonrisa; pero Linda se equivocó, durante una semana Michael no dejó de preguntarle cuándo se casarían, así que ella decidió pedir ayuda en Internet, fue así como amigos y desconocidos se sumaron a la hermosa unión, uno se ofreció a casarlos, el otro a hacer la sesión de fotos y varios más a poner el banquete y hacer maquillaje y peinado para los novios.

Fue así como la pareja renovó sus votos en el Lago Hamilton frente a sus seres queridos. Sin duda, esta es una hermosa historia que comprueba lo mucho que puede lograr el amor de verdad, que aunque no es perfecto, sí es un privilegio del que pocos pueden gozar, ¡felicidades a esta pareja!

“Cuando tuve que repetir mis votos, me emocioné mucho y se me rompió la voz. Dije que iba a amarlo y honrarlo a través de la enfermedad y la salud, hasta que la muerte nos separe, y esa es la parte que me ahogó. Ha sido muy difícil física y emocionalmente. Siempre has tenido este compañero con el que compartiste todo. Toma de decisiones … No tengo eso con Michael. Tengo que tomar todas las decisiones para nosotros dos porque él no tiene la capacidad de comunicarse verbalmente. Ya no hay conversaciones entre nosotros”, dijo Linda.

También te puede interesar:¡La Ciencia lo comprueba! Las parejas son más felices si toman juntos