Dicen por ahí que los gatos dominarán el mundo y no es para menos, a veces creemos que esta teoría es cierta y para muestra la extraña escena que se encontró este alpinista.

Wojtek Jabczynski es un polaco que ama las montañas así que decidió escalar el pico noroccidental de la montaña Rysy, el punto más alto de Polonia, pero aunque todo iba como lo planeaba, jamás imaginó lo que encontraría una vez arriba, ¡un gato! Y no cualquier gato, sino uno doméstico.

Tanto fue el asombro del hombre por encontrarse con su compañero de aventuras que decidió grabar cómo este estaba a 2 mil 500 metros sobre el nivel del mar posado en la cima lamiéndose las patitas, sin reparo alguno de que se encontraba acompañado, al menos hasta que Wojtek sacó un poco de queso, ahí sí se acercó y ronroneo un poco para obtener su parte.

También te puede interesar:Los gatos pueden controlar tu mente y la Ciencia lo confirma

El montañista compartió su experiencia y el video en redes sociales y el debate se armó, porque mientras unos creían que el minino venía de una de las cabañas cercanas a la montana, otros aseguraron que hizo mal en dejarlo ahí y debió llevarlo a un refugio, aunque a nosotros nos parece que por la actitud del animal, no era la primera vez que visitaba las alturas.