Foto: Meristation

El Síndrome de Down no es exclusivo del género humano.

El Síndrome de Down, en la mayoría de los casos ocurre cuando hay una copia extra del cromosoma 21, los síntomas pueden variar de persona a persona, en algunas la cabeza es más pequeña de lo normal o adquiere una forma no convencional, la esquina interna de los ojos puede ser redondeada en lugar de puntiaguda, se puede tener orejas pequeñas, nariz achatada, exceso de piel en manos o en la nuca además de claro, retraso mental y social con comportamientos impulsivos, deficiencia en la capacidad de discernir, periodo de atención corto y aprendizaje lento.

También te puede interesar: Tiene 32 años, Síndrome de Down y es el rostro de una campaña de belleza

Sí, también los animales sufren este mal congénito pero en ellos la situación es diferente ya que al poseer diferente número de cromosomas no se puede identificar fácilmente el error o la falla genética.  La mosca posee 5 cromosomas, el gato y el tigre 38, el credo 40, nosotros los humanos tenemos 46 y el perro 78 cromosomas.

Sin embargo, la mayoría de los animales que padecen de él es a causa de una manipulación genética del hombre en los laboratorios o entre especies, por ejemplo, para entender el padecimiento en los humanos, se analiza ratas de laboratorio, las cuales son alteradas en sus 16 cromosomas.

Y aunque el hecho es detestable, no podemos negar que esta condición hace mil veces más espectaculares a los animales, dándoles una belleza rara y magnífica, aunque ello no borra el daño que les estamos haciendo. Aquí te dejamos una galería para que te sorprendas con nosotros.