Especial

La ley de Seguridad Interior ha generado gran controversiaHay quienes aseguran que es totalmente negativa y representa la militarización del país, otros en cambio, la defienden. 

Pero si tú no sabes ni para dónde hacerte porque de plano, la política no es tu punto fuerte, aquí 5 puntos clave para entender mejor de qué se trata y que puedas tener una postura propia sobre el tema:

Antecedentes

Un año atrás fue aprobada la “Ley de Seguridad Nacional”, sin embargo; ya se hablaba sobre una “necesidad” de crear una “Ley de Seguridad Interior” que lograra restablecer el orden interno ante amenazas como terrorismo, crimen organizado, drogas, lavado de dinero, terrorismo, corrupción, tráfico ilícito de armas, ataques cibernéticos, trata de personas y hasta desastres naturales. Esa idea formó el escenario ideal para que el PRI planeara dicha legislación, sin embargo, existen otros puntos desfavorables que quizá no tomaron en cuenta.

Especial/Ilustrativa

¿En qué consiste?

El 30 de Noviembre del presente año, la Cámara de Diputados aprobó la “Ley de Seguridad Interior”, la cual permitirá que el presidente de la república ordene la intervención de Fuerzas Armadas (Ejército, Marina y Fuerza Aérea) a cualquier sitio del país en el que se presente alguna “amenaza a la seguridad interior o fenómeno que impacte el orden público” del que las fuerzas locales y federales no tengan la capacidad suficiente para controlarlo. Lo anterior se encuentra enunciado en el artículo 16 de dicha ley.

Especial/Ilustrativa

Para su aprobación, la ley fue debatida a puerta cerrada por los diputados y obtuvo los siguientes resultados: 248 votos a favor, 115 en contra y 48 abstenciones.

Para entrar en vigor, la sólo se está en espera de la aprobación del Senado y de acuerdo con Cristina Díaz, presidente de la Comisión de Gobernación del Senado de la República, esta podría tener lugar muy pronto.

También te puede interesar: ¡¿Qué?! Las 8 leyes más absurdas alrededor del mundo

Objetivos principales

Mediante una extensión de 6 capítulos y 31 artículos, la  “Ley de Seguridad Interior” enuncia que pretende velar por la observancia del orden y paz público, así como por la seguridad de los ciudadanos y sus bienes.

Su propósito fundamental es garantizar la condición de paz que permita salvaguardar el correcto funcionamiento de las instituciones y el desarrollo nacional, a su vez mantendrá al Estado de derecho y la democracia, todo con el fin de beneficiar a la población.

Especial/Ilustrativa
También te puede interesar: ¿Por qué los millennials ya no quieren votar por el PRI?

Defensores vs. Opositores

Los defensores de esta legislación mismos que en su mayoría pertenecen al Partido Revolucionario Institucional afirman que esta iniciativa resultará muy favorable puesto que incluye la aplicación de medidas indispensables para terminar con la violencia en el país.

Por otro lado, ONG’s encargadas de defender a los derechos humanos levantaron la voz en contra del dictamen pues argumentan que representa la militarización del país, además de que promueve la violación de las garantías de los ciudadanos.

Miembros de la organización #SeguridadSinGuerra y otros activistas también comentaron al respecto:

“Nos oponemos categóricamente a la expedición de una ley o reformas que permitan a las autoridades federales, estatales y municipales, continuar evadiendo sus responsabilidades constitucionales en materia de seguridad pública”.

A pesar de lo anterior, los precursores de la ley contradicen a los opositores con lo establecido en el artículo 7, el cual establece lo siguiente:

“Los actos realizados por las autoridades con motivo de la aplicación de esta Ley deberán someterse, en todo momento y sin excepción, a la preservación sin restricción de los derechos humanos y sus garantías de conformidad con los protocolos emitidos por las autoridades correspondientes”.

 ¿Qué hay sobre las manifestaciones?

A través del artículo 8 la legislación explica que “dichas movilizaciones de protesta social así como las que tengan un motivo político-electoral que se realicen pacíficamente sin violar lo establecido por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, bajo ninguna circunstancia serán consideradas como Amenazas a la Seguridad Interior, ni podrán ser materia de declaratoria de protección a la seguridad interior”. 

Especial/Ilustrativa

Si bien es cierto que existen opiniones contrastantes, es importante remontarse a 10 años atrás y recordar lo sucedido cuando el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa decidió aplicar una medida muy similar, la cual consistió sacar a los militares de los cuarteles y permitir que combatieran el narcotráfico, pero contrario a lo que se esperaba, la violencia en México sólo se incremento.

Tomando en cuenta lo anterior y el hecho de que las fuerzas militares adquirirán el control de muchos aspectos en la sociedad ¿será una buena alternativa implementar esta legislación? Más aún tomando en cuenta que las elecciones están cerca, así que esta ley podría generar especulaciones como por ejemplo, pensar que el presidente la puso en marcha para mantener las riendas en caso de que se desate algún movimiento de protesta contra algún partido o candidato.