Las habilidades y tenacidad para conseguir lo que nos proponemos no tiene nada que ver con nuestras limitaciones físicas-motoras y Víctor Manuel Ávila Luna, de 28 años es prueba de ello. A pesar de tener parálisis cerebral, ingresó como alumno y este año concluyó con éxito la Licenciatura en Derecho de la BUAP.

También te puede interesar: La BUAP encuentra nuevos insectos que no estaban registrados

Sus padres siempre trataron de integrarlo, así que lo llevaron al jardín de niños y después intentaron inscribirlo en la primaria, pero se negaron a matricularlo. No volvió a la escuela hasta los 11 años. Ser excluido provocó que cayera en depresión, pero eso no lo frenó para concluir la preparatoria (con promedio de 9) y escoger el Derecho como carrera universitaria.

Facebook – Victor Manuel Avila Luna

Convertirse en alumno y acudir a clases en la Facultad de Derecho siempre representó un reto. Sobre todo por la cantidad de lecturas que tenía que realizar, sin embargo, poco a poco se fue habituando. Además, sabía que ocupaba un lugar que otros querían, así que se propuso a terminar, sin importar lo que le costara.

También te puede interesar:  Tiene parálisis cerebral y acaba de graduarse de una de las universidades más importantes del país

Ahora, el interés de Víctor es el Derecho Público para darle voz a la comunidad que padece alguna discapacidad en el Congreso y así frenar el abuso de autoridad que sufren día con día.

Facebook – Victor Manuel Avila Luna

Culminar su carrera Universitaria en la BUAP es apenas un paso en la vida de Víctor. Él tiene más sueños como viajar a España y un empujón es siempre repetirse: «Sí se puede. Siempre se puede».

.