Puede sonar chistoso e incluso exagerado o de mal gusto, pero no lo es, de hecho, un par de artistas ( Tommy Honton y Tair Mamedow) ha tomado a las selfies como algo tan serio que ahora lo comparan con arte y para muestra el nuevo museo dedicado a este pasatiempo millennial en Los Ángeles, California.

De hecho, aunque no lo parezca, tomarse una fotografía a sí mismo sí es todo un arte, desde el encuadre hasta la pose perfecta para evitar dar a notar el brazo estirado que consigue ese clic en el celular para capturar el momento.

También te puede interesar:¡Dile adiós a las selfies y saluda a la nueva moda de Instagram!
Card image cap
Especial

De esta forma los artistas hacen una crítica a la modernidad pero también dan énfasis a que hasta en lo más banal puede haber algo que rescatar y es que a decir de los autores de la idea, la selfie y su historia puede compararse con los inicios del arte, cuando el propio Rembrandt pintaba sus autorretratos, y aunque hay mucha diferencia entre estas comparaciones, tanto Tom como Tair están de acuerdo en que se trata de mera evolución y que si Van Gogh hubiera tenido un smartphone a la mano, probablemente hubiéramos visto más fotografías suyas que cuadros.

AFP

Desde una pared llena de espejos, hasta una enorme azotea, un pedestal repleto de selfie sticks y otros escenarios perfectos para que seas parte de ellos y lo inmortalices con una fotografía, la idea del lugar es que lo uses y refuerces la premisa con la que el concepto fue creado, sin importar la edad que tengas, eso sí, la timidez debe quedarse afuera. ¿Irías?

También te puede interesar:En estos países es más común que la gente muera haciéndose selfies
AFP