¡Inhumano! En un jardín escolar, una profesora castigó a sus alumnos dándoles de beber agua hirviendo sin importar que esto ocasionara quemaduras e inflamación en sus laringes.

Los hechos acaecieron en la ciudad de Yangzhou, al este de China y fueron descubiertos luego de que un niño se rehusó a comer después de regresar de la escuela, bajo la excusa de que le dolía la garganta. Preocupada, su mamá lo llevó al médico, quien determinó que su laringe presentaba signos de inflamación y quemaduras.

También te puede interesar: La castigaron por ir sin sostén a la escuela y así fue como protestaron sus compañeros
Especial/Ilustrativa
También te puede interesar: ¡Indignante! Amarra a su hija de una motoneta y la arrastra por el camino (+VIDEO)

El pequeño confesó que su maestra lo obligó a beber un vaso de agua hirviendo por hablar mucho en clase y que al ser incapaz de consumir el líquido lo suficientemente rápido, la profesora le exigió que cumpliera con la reprimenda tres veces más, otros cuatro de sus compañeros también fueron castigados de la misma forma.

Una de las cámaras de vigilancia grabó el momento en el que la maestra castigó severamente a sus alumnos, sin embargo; es imposible comprobar que verdaderamente el líquido que les dio a beber estaba hirviendo.

 

Luego de que el hecho se convirtiera en un escándalo, la profesora del jardín escolar se disculpó con la madre de uno de los menores y fue destituida de su cargo. Las autoridades ya se encuentran investigando el caso.

¿Hasta qué punto un castigo es justo y no se convierte en un acto de crueldad? Hablar con los niños y explicarles las razones por las que determinada conducta está bien o es inadecuada pudo haber sido la mejor alternativa para reprenderlos, pero nunca realizar una acción que les causara algún daño físico.