Especial

En ocasiones, los jefes suelen ser extremos en cuanto a las cosas que nos piden en nuestro trabajo o en cuanto a castigos, en ocasiones aprovechándose de la necesidad de obtener dinero, tal como el caso de Xiao Fei, una niña de 15 años que tras llegar tarde a su empleo la castigaron haciendo 100 sentadillas seguidas y después murió.

También te puede interesar: Estos son los 5 trabajos que ponen en riesgo tu salud

La historia tiene muchos cabos que no encajan y es que todo comienza desde que la menor dejó sus estudios y con ayuda de una amiga y una identificación falsa, consiguió trabajo para poder pagar los gastos médicos de su padre quien padece síndrome urémico, una enfermedad que afecta de manera alarmante a los riñones y casi siempre le da a la persona en etapa terminal de alguna enfermedad crónica renal.

Especial

Todo se complicó cuando debido a un contratiempo que tuvo la niña llegó tarde a su trabajo, por lo que la empresa decidió castigarla por el retardo con 100 sentadillas seguidas y al ver que ya no podía más, su propio jefe la obligó a cumplir hasta el final la penitencia, aunque minutos después la chica empezó a sentirse mal y tuvo que ser llevada de emergencia a un hospital en China.

También te puede interesar: La muerte por exceso de trabajo, la realidad de los millennials Japoneses

Una vez en el hospital, el estado de salud de Fei comenzó a empeorar hasta que finalmente falleció, lo cual desató un sinfín de interrogantes sobre qué fue lo realmente sucedió con la chica, los doctores creen que falleció debido a el síndrome Guillain- Barré,  el cual es un poco extraño ya que por error el sistema inmunológico ataca a los nervios provocando parálisis y rigidez del cuerpo, dejando en casos extremos sin poderse mover al afectado. Lo alarmante es que como este existen otros casos de abuso laboral, ojalá el de Xiao sirva para que las autoridades tomen las medidas necesarias para frenar estos abusos.