Foto Ilustrativa/ Especial

Hablar de escuelas religiosas casi siempre trae consigo las palabras disciplina, restricciones, prohibiciones y demás cosas que los estudiantes deben de cumplir al pie de la letra si no los castigos son severos y muchas veces extremistas, lo cual siempre pone en el ojo de huracán a las instituciones, y ahora se ha destapado un caso de maltrato, los alumnos eran sometidos a exorcismos y las niñas eran “preparadas” para poder contraer matrimonio.

También te puede interesar: Adultos traumatizados exponen el horror dentro de los albergues gubernamentales de Chile

La escuela cristiana Accelerated Christian Education del Reino Unido está metida en tremenda polémica y es que alumnos de los 80’s, 90’s y algunos del 2000 han decidido romper el silencio y confesar las terribles cosas a las que eran sometidos, y que claramente han dejado una gran marca en su vida.

Especial

Un ex alumno, el cual no quiso que su nombre fuera revelado por seguridad, narró para The Independent que en aquel momento no podían hablar por miedo a las represalias que la escuela, su personal y las pastores pudieran tomar en su contra, pero ahora han decidido romper el silencio.

El ahora adulto habló sobre los exorcismos, los cuales eran practicados en asambleas estudiantiles y todos los alumnos debían de estar presentes para orar, eran alrededor de 25 niños y 5 mayores, el personal de la escuela que practicaba el exorcismo le decía a los niños que el espíritu santo debía bajar para meterse en ellos.

“Yo empecé a tener convulsiones y no podía parar (…) Estaba aterrado y realmente pensé que era el Espíritu Santo.Recuerdo gritos que helaban la sangre y después a todos rezando para espantar a los demonios. Los maestros ponían sus manos sobre nosotros cuando rezábamos y nos empujaban hacia abajo. Si no nos caímos significaba que realmente no estábamos ‘sintiendo al Señor’, era una cosa muy oscura, se les escapó totalmente de las manos”.

También te puede interesar: Su familia la acusó de ser bruja, la torturaron, le sacaron los ojos y la quemaron viva

Por si eso fuera poco, las niñas también tuvieron muchas cosas que padecer, ellas eran educadas a modo de que estuvieran listas para el matrimonio lo antes posible, se les restringía mantener contacto con niños de su edad y antes de que pudieran enamorarse ya estaban apalabradas para casarse con hombres mucho mayor que ellas, si se atrevían a mantener contacto con los chicos de su edad eran castigadas con golpes que corrían a cargo de tablas y muchas de ellas a los 16 años eran obligadas a casarse por sus iglesias escudándose en que era mandato de Dios.

“Había una chica que conocía que se casó con un hombre más de 20 años mayor que ella. Cuando se conocieron ella tenía 7 años y él 30, se sentaba en sus rodillas cuando era una niña, había jugado con ella y ahora están casados… Es realmente espeluznante”, dijo una mujer que asistió a esa escuela a finales de 1990 y principios del 2000.

Foto Ilustrativa/ Especial

Para continuar con las cosas espeluznantes, los ex alumnos confiesan que los maestros tenían un manual en el cual se explicaba cómo se debía de castigar físicamente  a los niños para alejarlos del pecado.

Por su parte, la escuela ha declarado que se siente sorprendida por las declaraciones de los que alguna vez fueron alumnos de la institución y se han respaldado en Educación Cristiana de Europa, quien controla y regula éstas escuelas, asegurando que han pasado todas la pruebas y normas gubernamentales requeridas.

Pero la cloaca se volvió a destapar cuando The Independent sacó un nuevo informe donde comprueba que las escuelas están impartiendo clases y normas no tan buenas a los alumnos como que las mujeres han de estar sometidas a los hombres, que la homosexualidad no es natural y que el creacionismo es un hecho.

Foto Ilustrativa/ Especial

Seguramente las cosas seguirán siendo negadas, solo esperemos que las quejas ya confesadas por las víctimas hagan algún ruido en las autoridades y se refuercen las inspecciones que ayuden a eliminar estas prácticas de enseñanza tan poco ortodoxas.