Orfanato Smyllum Park/Especial

Existen cientos de lugares que son macabros tan solo con verlos  porque parecen sacados de una película de terror y casi siempre vienen acompañados de trágicas leyendas y éste no es la excepción, y es que en Escocia encontraron una fosa con restos de más de 400 niños dentro.

También te puede interesar: La Fosa de las Marianas, el lugar más profundo e intimidante del mundo (+VIDEO)

Probablemente uno de los lugares más aterradores del mundo puede ser un orfanato, ese lugar donde muchos niños viven a expensas de ser bien o mal tratados por los cuidadores que tengan a su cargo esperando algún día salir de ahí, pero algunos inquilinos tienen peor suerte, como los del orfanato Smyllum Park en Escocia donde muchos de ellos no salieron con vida y fueron enterrados en una fosa común.

 black and white creepy scary house old GIF

El lugar era resguardado por monjas católicas de la orden Hijas de la Caridad, la cuales han sido acusadas por algunos de los pequeños de ser víctimas de maltrato  y descuidos, fue así como se destapó el macabro hecho de los restos de cerca de 400 niños y bebés que fueron encontrados cerca del cementerio que estaba en el orfelinato, según investigaciones, los menores fallecían cada tres meses, algunos por accidentes, otros mala nutrición y algunos por enfermedades como  tuberculosis, escarlatina y gripe, lo cual abre la interrogativa de qué tan bien estaban cuidados.

El orfanato Smyllum Park comenzó a operar en 1864
El orfanato Smyllum Park/Especial
También te puede interesar: Gerald Francis Ridsdale, el sacerdote que confesó haber violado a más de un millón de niños

Dentro de las investigaciones se descubrió que existe una fosa para el personal del orfanato donde eran enterradas las monjas con lápidas perfectamente identificadas mientras que los niños solo fueron puestos ahí como fantasmas que pasaron por el lugar que hace 36 años dejó de operar, pero mientras estaba en función se estima que cerca de 11.601 menores fueron los habitantes.

No cabe duda de que casos así ponen a pensar cómo es que personas dedicadas a la ayuda del prójimo pudieran ocultar de esta forma la muerte de tantos menores, algo que además, nos deja muy claro que esas monjas de buenas no tenían mucho.