Especial

La gran mayoría de las personas no lo piensa dos veces cuando se trata de ayudar a un animal, no importa si es tenderle la mano para cruzar la calle, ayudarle a salir de algún agujero o dándole de comer, esta última siendo la más común de todas, por eso Lori Jones, una trabajadora de una tienda de souvenirs en las Montañas Rocosas de Fort Collins en Colorado, Estados Unidos nunca pensó las “consecuencias” que traería su buena acción del día.

También te puede interesar:En este zoológico los animales andan libremente y los humanos están enjaulados (+VIDEO)

Todo empezó cuando una simpática y hambrienta ciervo se acercó al lugar, comenzó a mirar la mercancía como si se tratara de cualquier otro cliente y entonces Lori no lo dudó y le dio un poco de comida para hacerla salir del local, temiendo que pudiera romper algo y provocar un caos que ella tendría que pagar después.

Especial
Especial

La idea funcionó, ¡aunque la empleada jamás imaginó que media hora después la cierva iba a regresar con toda su familia! De pronto, los cuatro estaban en la puerta intentando entrar, pero la chica tuvo que negarles el acceso y aunque sí, el buen rato hizo que les regalara unas cuantas barritas de cacahuate, después cerró la puerta y los mandó de regreso a su hogar. ¡Una experiencia tan graciosa como increíble!, ¿Qué hubieras hecho tú su hubieras estado en el lugar de Lori?

También te puede interesar:¡Increíble! Este es el único animal en el planeta que puede realizar la fotosíntesis
Especial
Especial