Foto: Especial

Aunque no se ha confirmado nada dicen que cuando el río suena es que agua lleva, en este caso hay nuevas acusaciones sobre abuso sexual a menores por parte de religiosos, ¿el probable responsable? Quien se encarga de llevar las finanzas en el Vaticano, George Pell.

Cardinal George Pell
Foto: Not the principal culprits
También te puede interesar: Exsecretario del Vaticano celebraba orgía gay hasta que la policía le arruinó la fiesta

Las declaraciones sobre pedofilia aplicada por George Pell son hechas en su ciudad natal, Australia, donde ejerció el sacerdotismo cuando era joven y aunque por el momento se encuentra viviendo en Roma, se ha mencionado que pidió excedencia al papa para viajar hasta allá para acudir a los juicios y tratar de limpiar su nombre. Por supuesto que ante tales acusaciones el cardenal ha negado categóricamente los cargos en su contra, además que que la santa sede afirmó que brinda todo el apoyo y respaldo para que se puedan esclarecer las cosas.

Resultado de imagen para george pell y el papa francisco
Foto: Especial

“Soy víctima de un ataque incesante a mi reputación (…) La idea misma de abusos sexuales me parece detestable, deseo tener por fin la oportunidad de comparecer ante la justicia”, declaró Pell.

Pell también dijo estar en constante contacto con el Papa Francisco y agradece que le haya concedido la excedencia, aclarando que mientras se ausenta su equipo de trabajo seguirá llevando a cabo las cosas con total normalidad.

También te puede interesar: Ella es Kosaka Kumiko, la monja que entregaba niños a los sacerdotes para violarlos

Hasta ahora, Pell es el religioso con más alto cargo acusado de abusos sexuales a menores y en las investigaciones se ha registrado que pertenece al 7% de los religiosos que se presume abusaron de menores en Australia entre 1950 y 2010, aunque aún nada está confirmado.

No cabe duda que el Vaticano no está pasando por un buen momento en cuanto a reputación y es que además de los señalamientos a George, el escándalo de una orgía protagonizada por un exsecretario del lugar aún no se ha olvidado.