Receptor de alertas Sarmex/ Especial

CIRES-MDreieck es la empresa que vende alertas sísmicas y se ha monopolizado en México con ayuda del gobierno.

El caso de Daniela y su padre ha destapado la cloaca para que saliera todo este embrollo, ellos pusieron una escuela de educación preescolar y primaria pero para ello debían cumplir con una exigencia de Protección Civil que era el uso de una alerta sísmica que pueda mantener prevenidos a los docentes y alumnos. La familia, que había pasado mucho tiempo en EEUU trató de encontrar allá el sistema de alarma adecuado por unos 200 dólares (4 mil pesos), todo parecía ir bien pero para finales del 2016 supervisores de Protección Civil les clausuraron la escuela argumentando que su sistema de alarma sísmica  no estaba autorizado por lo que les recomendaron CIRES-MDreieck.

También te puede interesar: ¿Cuánto le costará a México reparar los daños tras el sismo?
Especial

Como el caso de esta familia hay muchos, una investigación realizada por Animal Político ha descubierto que el solicitar sistemas de alerta sísmica “autorizados” es solo es una manera en que el gobierno ha beneficiado a la empresa CIRES-MDreieck para que sea la única en el mercado que pueda comercializar Sarmex, la marca de sus alertas que cuestan alrededor de 85 mil pesos y que los empresarios se ven obligados a comprar si es que desean continuar con su negocio en marcha. T

odo parece indicar que no hubo una licitación previa para esto ya que no solo afecta a las personas a las que se les pide tener la alarma sino a las demás empresas dedicadas a la venta de ellas y que han quedado fuera del mercado.

El monopolio de CIRES data del 2016 cuando el gobierno emitió la Norma Técnica Complementaria NTCPC-007-SAS- 2016, pero es claro que las dudas abundan ya que no se sabe qué fue lo que hizo que el gobierno optara por el modelo de está única empresa y no por las otras que han sido más económicas y han funcionado a la perfección.

También te puede interesar: Tiene 13 años y ha creado “Safe Live Alert”, la app que avisa 2 minutos antes de un sismo

Además,se descubrió que en este año la norma técnica de protección civil de la capital fue de nuevo actualizada, el gobierno la desarrolló y entregó a la empresa CIRES para que lo operarán sin una fecha de vencimiento, y por si eso fuera poco se rumorea que esta institución recibe un subsidio del gobierno federal ya que es una asociación civil a la cual se le permitió tener operaciones empresariales y también recibe recursos por llevar la operación de la alarma sísmica.

Así que todo parece indicar que no es más que un negocio del mismo gobierno, aún así hay muchas dudas que faltan por aclarar y muchos puntos de vista externos que escuchar, ¿cuál es tu conclusión?