Son varios los textos que Ernest Hemingway dejó sin publicar antes de su suicidio en 1961 y hace poco salió a la luz un relato que habla sobre la Segunda Guerra Mundial.

The Strand Magazine, una revista literaria trimestral, ha publicado en su edición de verano el relato A room on the Garden Side, escrito en 1956 por el célebre Ernest Hemingway, más conocido por obras como El viejo y el mar y Por quién doblan las campanas. El nuevo número de la revista también recopila obras poco conocidas de Raymond Chandler, John Steinbeck y otros autores. 

El relato conserva la esencia que caracteriza a los textos de Hemingway , es decir, guerra, París, cicatrices de la misma y conversaciones sobre vino y libros.

También te puede interesar: ¿Por qué Isabel Allende comienza todos sus libros cada 8 de enero?
Especial
También te puede interesar: Tiene 80 años y escribió un libro que nadie leía, entonces, Internet hizo lo suyo

A room on the Garden habla de la Segunda Guerra Mundial, transcurre en el hotel Ritz y es narrado por un suplente de Hemingway, llamado Robert, que bebe vino en conjunto con su séquito, habla sobre Baudelaire y debate sobre el sucio oficio de a guerra.

«El profundo amor de Hemingway por su ciudad favorita cuando apenas está emergiendo de la ocupación nazi se exhibe a cabalidad, al igual que los sellos distintivos de su prosa» – expresó el editor de The Strand, Andrew F. Gulli, en una nota editorial.

Especial

La guerra fue durante mucho tiempo la inspiración de Hemingway para construir múltiples historias, de hecho fue soldado y corresponsal durante la Segunda Guerra Mundial y estuvo en Agosto de 1944 en París para la liberación nazi, sus reportes sobre esta experiencia los publicó años después en la revista Collier’s. Por otro lado, la Guerra Civil Española lo inspiró para crear Por quién doblan las campanas. 

«Cargada de conversaciones sobre Marcel Proust, Víctor Hugo y Alexandre Dumas, y con un largo pasaje en francés de Les Fleurs du Malde Charles Baudelaire, la historia pregunta implícitamente si la herencia de la cultura parisina puede recuperarse de la oscura mancha del fascismo» -escribió Curnutt, miembro de la junta directiva The Hemingway Society.

 

Especial

«Lo hice para salvar las vidas de personas que no habían ofrecido sus servicios para luchar. Era eso y el hecho de que había aprendido a conocer y querer una división de infantería y deseaba servirle de cualquier manera útil posible. También amaba a Francia y España casi como a mi propio país. Amaba a otros países también, pero la deuda fue pagada y pensé que la cuenta estaba cerrada, sin saber que las cuentas nunca se cierran» – describe el narrador de la historia.

Si nunca has leído nada de Ernest Hemingway, te recomendamos hacerlo, seguramente te gustará o al menos te permitirá conocer un poco más sobre la literatura estadounidense del siglo XX.