Foto: Shutterstock

¿Realidad anticipada o simple alarmismo?

Así es, aunque nos duela el cambio climático está aquí y no, no es un invento de los chinos como dijera Mr. Donald Trump, los hielos perpetuos se deshacen, las regiones cercanas al Ecuador se calientan cada vez más, el concepto de estaciones climáticas está más deshecho que mis ilusiones por pasar el semestre y neciamente no queremos hacer nada por detenerlo (porque sí podemos, solo que no queremos), aunado a todo esto en Internet ha circulado un mapa que vaticina el final de nuestra vida como la conocemos gracias a esta problemática y que además, está inquietando a todos aunque en realidad no sabemos si esto es real.

También te puede interesar: China combatirá el cambio climático con su primera planta solar… ¡En forma de panda!

El mapa es producto del investigador de la globalización Parag Khanna y muestra cómo sería el mundo con 4° centígrados más y sí, los resultados son catastróficos ya que según este, si seguimos con nuestra actividad industrial y reduciendo con los gases contaminantes la capa de ozono, en 5 años terminaríamos por aumentar la temperatura de la Tierra.

Foto: Parag Khanna

El mapa muestra que en este panorama, México, Perú, Ecuador y Brasil se convertirían en desiertos. El Antártico oeste, Siberia, Canadá, Reino Unido, Escandinavia, Groenlandia, el norte de Rusia y Nueva Zelanda tendrían que acoger a todos los refugiados que tendrían que ser desplazados por el cambio climático y serían los únicos lugares en el mundo donde se podrían cultivar alimentos.

Por su parte, el Sur de Europa, España, la mitad de Francia, Italia, Grecia, Bulgaria y otras ciudades del sur de Europa se convertirían en un desierto que solo funcionarían para captar energía solar (debido a que los rayos impactarían de lleno en el territorio) y ciudades como Barcelona, Venecia o Estambul quedarían bajo el agua. 

También te puede interesar: ¿Qué hay detrás de esta foto? El terrible cambio climático

Sin embargo, los expertos apuntan a que el mapa es demasiado optimista porque no se necesitan 4° centígrados de aumento para provocar una catástrofe sino que con 0.5° grados de temperatura se podría causar un impacto fatal sobre el planeta.

Foto: Shutterstock

Desafortunadamente, el mapa podría considerarse una realidad en algunas ciudades que ya se encuentran en el máximo de temperatura que las cosechas de alimentos básicos pueden soportar, además, este material cartográfico se encuentra incompleto ya que no incluye el tema de las plagas y los patógenos que son capaces de reproducirse a gran velocidad cuando las temperaturas son altas, así que podemos decir que es una verdad a medias..