Foto: Especial

Si los animales no se pueden defender solos, hagámoslo nosotros.

Desde hace mucho tiempo el Congreso Español venía trabajando una iniciativa de ley para impedir que se le corte el rabo a los perros por motivos estéticos y entre los dimes y diretes de los partidos, especialmente del PP (Partido Popular) y el PSOE, se logró ratificar por unanimidad el Convenio Europeo de Protección Animal de 1987 que prohíbe entre otras prácticas la amputación del rabo de los perros con motivos estéticos y la extirpación de las uñas en los gatos. 

También te puede interesar: Veterinaria se suicida con el fármaco que usaba para sacrificar perros
Foto: Especial

En primera instancia, el PNV (Partido Nacionalista Vasco) pedía una excepción para que la práctica de cortarles el rabo a los cachorros, estuviera permitido en razas de perros cazadores, concretamente el texto señalaba que el corte del rabo de los perros se podría hacer en “cachorros de razas cazadoras y sus cruces” justificando que así se podría evitar “futuros daños al animal” ya que en muchos casos las ratas se enganchaban y mordían las colas de los perros cazadores.

Y es que la cola de los perros no es sólo un accesorio, es la continuación de la columna vertebral ya que está compuesta por unas vertebras llamadas caudales, su cola les ayuda para mantener el equilibrio al correr, caminar y hacer giros o ciertos movimientos propios del animal, algo así como si fuera su volante.

Además de que se ha comprobado que la amputación de la cola no tiene ningún fin médico sino estético, sí estará permitido cortarla en casos específicos como  una fractura o tumor, aunque habrá que tener mucho cuidado y analizar bien el caso porque además de doloroso, el procedimiento puede complicarse y los perros pueden llegar a morir por hemorragias o infecciones.

Foto: Especial
También te puede interesar: ¿Los perros y los humanos compartimos ADN?

La defensa por los animales desde el congreso español finalizó en que las orejas y los rabos de los perros no son cosas, no son regalos ni son complementos estéticos”, es por eso que se ha tomado la decisión, de finalizar este atroz acto. ¡Un aplauso para España!