Especial

Bien dicen que debes tener cuidado con lo que haces y lo que dices porque incluso hasta la broma que consideras más “divertida e inofensiva” podría ocasionarte graves consecuencias, tal como le pasó a una cocinera de Reino Unido.

Actualmente los estilos de vida vegano y vegetariano han cobrado relevancia alrededor del mundo debido a los beneficios que pueden generar no sólo para la salud del ser humano sino también para otros seres vivos.

Hay personas que deciden dejar de consumir carne o incluso todo tipo de alimentos de origen animal debido a convicciones ideológicas, otros más por salud, sin embargo; sea cual sea la razón de esta decisión, cuando vas a un restaurante como comensal, esperas que los chefs cumplan con las especificaciones que vienen en el menú, pero esto no siempre sucede.

Laura Goodman, chef del restaurante Carlini en Shifnal, Reino Unido decidió añadir carne a unos platillos elaborados para vegetarianos y veganos con la finalidad de “alegrarlos”.

Especial
También te puede interesar: ¡Qué asco! Clausuran el restaurante más sucio del mundo, lo que ocultaba era impresionante

La mujer había estado cocinando durante todo el día un menú especial para comensales vegetarianos y veganos pero extrañamente durante su estancia en el restaurante estos jamás los solicitaron; así que Laura decidió vengarse colocando un poco de carne en los platillos que les sirvió.

La “broma” de la mujer fue descubierta debido a que en un grupo privado de Facebook emitió una serie de comentarios que revelaban sus acciones:

También te puede interesar: ¡Atención veganos! Alejarte de los lácteos no es tan benéfico como piensas
Facebook: Laura Goodman
“He “alegrado” la comida de un vegano hace unas horas”
“Una vegana piadosa y moralista (para quien me he pasado el día entero cocinando) se ha ido a la cama pensando que todavía es vegana” – escribió Laura Goodman en la red social. 

Fueron estas declaraciones las que alarmaron a los miembros del grupo y comenzaron a difundirlas convirtiendo la anécdota en un verdadero escándalo.

Miles de internautas condenaron su “venganza” y exigieron que se le reprendiera por sus acciones, pues resultaban agresivas, otros proponían que le dejaran una puntuación baja y comentarios negativos en TripAdvisor para que bajara el ranking del restaurante, otros más solo expresaron que la mujer debería reflexionar y arrepentirse de lo que hizo.

Un grupo de vegetarianos residentes de la comunidad británica fueron aún más lejos y amenazaron con montar piquetes así como advertir a todos los pobladores para que no visiten el local.

En medio del caos, Michael Gale, socio de Goodman, salió en su defensa asegurando que todo se trataba de un “malentendido”:

“Laura se arrepiente absolutamente por los comentarios que hizo de madrugada después de un turno muy largo y demasiado alcohol (…) No hay duda que no ha ‘alegrado’ la comida de nadie. Tuvimos un grupo de comensales vegetarianos y veganos que reservaron una mesa. Laura habló con ellos antes de que vinieran y sugirió que probaran algunos platos y ellos contestaron que les encantaría pedirlos. Pero en lugar de eso, cuando vinieron solamente pidieron dos platos del menú estándar, un plato de coliflor rustida y una pizza margarita, que obviamente tiene queso mozzarella de búfala.

Cuando una de las camareras fue a la cocina comentó que creía que uno de los veganos había estado comiendo esa pizza y el comentario de Goodman vino de ahí”- declaró Gale a Telegraph.

El hombre también se disculpó públicamente y aseveró que Laura jamás pondría en peligro el negocio al que le han invertido tanto esfuerzo, así que ella está muy mortificada por lo sucedido.

Especial

Lo cierto es que Goodman ha recibido ya varias amenazas de muerte que ya fueron reportadas a la policía. 

¿Qué opinas?, ¿crees que realmente ella puso carne en los platillos o Gale tiene la versión real?