La belleza femenina ha sido un tabú hasta nuestros días y es que aunque maquillarse, ponerse cremas y querer verse bellas no es nada nuevo, sí lo es que a lo largo del tiempo se han tachado asuntos naturales del ser humano como algo feo, vergonzoso y anti estético, el claro ejemplo: los vellos.

¿Qué vemos siempre en los anuncios de rastrillos o productos de depilación femenina? Exacto, mujeres sin un solo pelo sobre el cuerpo que fingen removerlo sobre una piel de por sí brillante, hidratada y sin imperfecciones, algo poco lógico cuando lo que quieres promocionar son unos rastrillos, pero increíblemente la publicidad es así y cumple su objetivo, vender.

Por supuesto que quienes somos mujeres sabemos que esta escena dista mucho de ser algo real y es que cuando te metes a la ducha con la intención de rasurarte, lo menos que miras es una piel libre de vello, de hecho, aquellas piernas que deberían (y digo deberían por culpa de la publicidad y los estereotipos) ser torneadas, firmes y brillantes, más bien se ven… Y se sienten como un par de chayotes rasposos. Un poco de exfoliante, unas cuantas pasadas de espuma o jabón, rastrillo y voilá, ahora sí la cosa se ve más normal, aunque tampoco termina por sentirse como un comercial digno del horario estelar.

También te puede interesar: MakeApp, la aplicación que muestra a las mujeres sin maquillaje y que tiene a muchas furiosas

Prickles beware🌵📸 credit:@dizzydisco

Una publicación compartida por Billie (@billie) el

Así que teniendo todo esto en mente, la marca de productos de depilación femenina Billie decidió ser más realista y en lugar de mostrar perfección que nadie cree, puso manos a la obra para hacer comerciales de situaciones cotidianas con las que las mujeres sí se sienten identificadas, así que empezó por lo obvio: mujeres que se rasuraban vellos reales.

“En la industria de la depilación no puedes mostrar vello porque es un tabú enorme. No puedes demostrar cómo funciona tu producto. Es de locos que tengamos que pretender que vivimos en un mundo en el que las mujeres no tienen pelo en absoluto”, cuenta a la publicación Racked Georgina Gooley, co-fundadora de Billie.

Project Body Hair es el nombre de la campaña que los ha puesto en el ojo de todos y que se ha caracterizado por mostrar sin  miedo lo que en realidad significa ser mujer, además de usar un lenguaje inteligente que asegura no querer imponer un estándar de belleza, sino ser el mejor producto en caso de que la mujer decida si quiere retirar el vello.

También te puede interesar: Invirtió los roles de género modificando anuncios publicitarios y el resultado es sorprendente (+FOTOS)

Lo único malo de Billie es que por el momento sólo vende por Internet para la gente de Estados Unidos, aunque esperamos que pronto se internacionalice, porque seguro ganará muchas clientas a lo largo del mundo 😉 .