Por lo general, de unos años para acá hemos escuchado cada vez más noticias desagradables e indignantes sobre violaciones y acoso sexual hacia las mujeres y algunas veces a los hombres, sin embargo, nadie había oído hasta ahora una historia en donde una fémina esté acusada de atacar sexualmente a un perro.

Se trata de la modelo Deyana Mounira, quien participó en una sesión de fotos en la que interactuó con el supuesto afectado,Hef, el perro de un millonario magnate originario de Irán.

También te puede interesar:¡Indignante! Señora alimenta a sus perros con cachorros vivos torturados (+VIDEO)

A decir de Tony Toutouni, el dueño, el día en que todo sucedió la chica se untó mantequilla de maní entre las piernas para que el animal la lamiera y ella jugara con sus genitales.

Puppy love🐾 took over my photo shoot & the photographer kept telling his dog to jump on me.

Una publicación compartida por 📧[email protected] (@deyana_mounira) el

Desde entonces, el hombre asegura que Hef no es el mismo y que se la pasa buscando mantequilla de maní entre las piernas de todos sus invitados, así que las supuestas secuelas del incidente lo llevaron a demandar a la modelo.

“Le pedí de una manera muy amable que no publicara el video con el perro. Pero ella lo robó y lo subió a su Instagram porque su ‘manager’ le dijo que le haría ganar seguidores“, confesó Tony.

Por su parte, Deyana asegura que la historia es falsa y que lo que en realidad pasó es que Tony la obligó a interactuar con el perro excitado con la intención de ponerla en una situación incómoda mientras él fotografiaba su cuerpo, además de que el millonario la acosó e intentó acostarse con ella en repetidas ocasiones a pesar de su negativa, también afirma que la voz que se escucha de fondo en el video que se presenta como prueba y que ha dado la vuelta a Internet, es del propio Tony, quien le ordena que “se deje follar” por el can.

Tony/ Especial
También te puede interesar:¡WTF! Vecinos demandan a fábrica de viagra por sufrir constantes erecciones

Al final, la chica dice que salió de la situación como pudo y que pidió el material para conservarlo y asegurarse de que no se hiciera público, sin embargo; el hombre se negó sin justificación alguna, más tarde ella pudo conseguirlo y lo subió a su cuenta de Instagram para tratar de sobrellevar el mal momento.

Tony por su parte, sostiene que la chica publicó el contenido para ganar más seguidores, así que la historia parece que no tiene un final cercano, no al menos mientras se comprueba quién tiene la razón.

¿Crees que mienten?