Un programa de televisión organizó un polémico concurso en el que dos mil mujeres se disputaron el amor de un multimillonario petrolero de 55 años de edad.

En Moscú, Rusia el show titulado Millonario busca casarse provocó sensación cuando se dio a conocer que el hombre que deseaba encontrar a su musa para pedirle matrimonio se trataba de nada más y nada menos que de Konstantin Scherbinin, un magnate petrolero, empresario que tiene 5 hijos y  la mala fortuna de haberse divorciado en cinco ocasiones.

El controverisal reality show reunió a muchas mujeres que anhelaban ser la afortunada esposa del multimillonario, que entre sus pertenencias cuenta con una lujosa mansión en las afueras de Moscú, su propio yate y acceso a un jet privado.

Especial
También te puede interesar: ¡Sorprendente! Este hombre ha ganado 4 veces la lotería en 6 meses

El jurado estuvo conformado por los hijos de Konstantin, fueron ellos quienes eligieron a la ganadora, a la que se convertiría en la dueña del corazón de su padre, se trata de Yulia Sveshnikova, una estudiante de 29 años de edad, proveniente de Khabarovsk, una remota ciudad ubicada al este de Siberia.

La historia de Yulia cambió radicalmente una vez que fue ganadora, ya que su vida no era para nada sencilla. Hace tres años se mudó a Moscú con los bolsillos vacíos, aunque llena de esperanza por encontrar mejores oportunidades y cambiar su destino, sin embargo; esos sueños se quedaron en simples expectativas sin cumplirse, para mantenerse la joven estudiaba y trabajaba medio tiempo como organizadora de eventos.

También te puede interesar: Le vendió su virginidad por 19 millones de pesos y ahora dice estar enamorada de él
Especial

Los hijos de Konstantin aseguraron que eligieron a Yulia como la candidata ideal por su frescura y espontaneidad y rechazaron a otras aspirantes, como por ejemplo a  Olga Zykova, una mujer de más de cuarenta años que fue descalificada por Alexandra, la hija adolescente de 16 años del magnate, porque su padre prefiere “a las mujeres jóvenes y guapas” y probablemente “se aburriría con ella”.

Dentro de las participantes también se encontraba una agente de policía llamada Anastasia Gavrilenko, la cual fue descartada por Tatiana, la hija mayor del magnate al afirmar que “la familia no necesita a una detective”.

Por otro lado, una jugadora de voley de un metro noventa centímetros de altura también fue rechazada por ser demasiado “hercúlea” para su padre. “No necesitamos a fenómenos de circo en nuestra casa”afirmó Sofía Scherbinin, la hija de 20 años de edad.

Especial

Sin duda, la vida de Yulia se ha transformado en un cuento de hadas. En su dedo porta ahora un anillo de diamantes valuado en 36,000 euros, además se ha convertido en la princesa de Scherbinin, quien habla maravillas de ella:

“Eres espectacular, amable y abierta… Y eso me ha comprado (…) Mis hijos son todo lo que tengo, pero hoy te elijo a ti. Finalmente he conocido a una mujer que no necesita mi dinero, sino mi corazón” – expresó el magnate.

¿Amor real?