Los padres son los encargados de darnos protección pero a veces también son los causantes de nuestros peores problemas.

En la actualidad, la mayoría de nosotros gozamos de plena libertad para demostrar nuestros sentimientos y preferencias frente a nuestros padres o familia pero, desafortunadamente, no todos tienen ese privilegio ya que en la localidad de Royal Leamington Spa, en el centro de Warwickshire, Inglaterra, Reino Unido, una menor de edad fue abusada sexualmente por su padre sólo por haberle dicho que era lesbiana.

También te puede interesar: Esta madre patea a su bebé por hacer berrinche y el mundo enfurece (+VIDEO)

De padre a violador

El hombre de 54 años cuya identidad no ha sido revelada, confesó haber entrado en un momento de cólera imparable cuando su hija de 16 años le confesó su preferencia por las mujeres por lo que sin pensarlo la violó para mostrarle que el sexo con hombres es mejor; lo sé, la simple idea de violar a tu hija sólo por tener una preferencia sexual diferente es absurda pero eso no es todo ya que las autoridades descubrieron que no era la primera vez que abusaba de ella y por si fuera poco, su hija mayor también sufrió de abusos de este tipo por parte de su padre, mismos que la orillaron a abandonar su hogar para proteger a su hermana pero nunca imaginó que ella también sufriría lo mismo.

También te puede interesar: Itaberlly, el chico al que su madre quemó vivo por ser gay

Después de una serie de investigaciones y declaraciones por parte de las agredidas y luego de que el juez Judge Andrew declarara que las dos jóvenes sufrieron graves secuelas psicológicas, el padre fue declarado culpable por nueve cargos de asalto indecente, uno de indecencia con una menor y tres de violación (todo esto ocurrió durante las épocas de los 80’s y 90’s) y también fue sentenciado a 21 años en la cárcel y cinco años de libertad condicional después de cumplir su estancia en prisión.

No cabe duda de que este es un acto reprobable ya que un padre siempre tiene que procurar el bienestar de sus hijos. No hay motivo o pretexto que justifique una violación, ojalá estas chicas puedan superar el horror que han vivido y que ese tipo pase sus peores días en la cárcel.