LIFE OF PIKELET

Y nos enseñan una gran lección.

Tristemente los seres humanos llegamos a ser muy cerrados en cuanto a sentimientos y cuando se trata de adoptar, aún hay muchas parejas que se rehúsan sin dar cabida a pensar sobre el tema y millones de niños que serían felices teniendo una familia después de sufrir por tanto tiempo, es por ello que este par de perros han venido a enseñarnos cómo se debe amar y que al final del día no importa si un ser vivo es parte de tu familia biológica o no, siempre puedes amarlo y darle un espacio con los tuyos.

Especial
También te puede interesar:Estos osos hormigueros que se creen perros han vuelto loco a Internet (+FOTOS)

Pikelet y Patty Cake son dos perros rescatados que no olvidan cuando vivieron en las calles y no tenían hogar, al menos eso demuestran al ser súper solidarios con los de su especie que llegan al refugio en donde ahora se encuentran. Ellos viven en el albergue Wollongong Animal Rescue y son los mejores anfitriones ya que se muestran de lo más cariñosos con los nuevos integrantes hasta que estos llegan a encontrar un hogar definitivo.

También te puede interesar: Un gracioso perro irrumpe durante un noticiero en Rusia y causa furor (+VIDEO)

Ellos no hacen ninguna distinción cuando se trata de ayudar y ahora se han enamorado de un perrito que recién ha llegado, su nombre es Potato. El cachorro de 5 semanas de nacido llegó al albergue después de casi morir en una tienda de mascotas a donde fue llevado junto con sus hermanos pero no les dieron los cuidados pertinentes, así que se empezó a deshidratar y a poner débil, sin mencionar las heridas, la sarna y pulgas que traía.

LIFE OF PIKELET

Afortunadamente llegó a tiempo para que lo ayudaran y su recuperación ha sido increíble y parte importante de esta ha sido el amor que Pikelet y Patty Cake le han dado ya que el pequeño ya está estable y pronto será puesto en adopción.

Por su parte, los dueños del refugio aseguran que sin la ayuda de sus dos canes, el bienestar del perrito se hubiera tambaleado sin dar muchas esperanzas pero ahora, confían en que mientras una familia decida darle espacio en su casa, tendrá dos buenos compañeros que además le enseñarán a comportarse como uno de los suyos y es que uno de los problemas más comunes de los cachorros que son vendidos, es que al ser separados de su madre muy jóvenes, nunca tienen tiempo de aprender cómo debe comportarse un perro al cien por ciento.

LIFE OF PIKELET
LIFE OF PIKELET