Foto: Kasper Mariusz Kaproń Ofm

“Fray Bigotón” es el perrito más adorable de todo Internet.

Las imágenes de la mascota de un grupo de franciscanos en Bolivia le han dado la vuelta al mundo en cuestión de horas causando ternura y muestras de cariño para con el perrito al que ahora todos conocen como “Fray Bigotón” y es que cómo no amarlo, ¡tiene un hábito de monje! ¡UN PERRO EN HÁBITO DE MONJE! <3

También te puede interesar: Lograr que tu perro deje de ladrar por todo NO es imposible
Foto: Kasper Mariusz Kaproń Ofm

El nuevo fray acompaña a un grupo de franciscanos que viven en la ciudad de Cochabamba y vive con ellos como un hermano más ya que los acompaña en todas sus actividades (menos en la sala de oraciones). El perrito llegó al convento en Septiembre de 2016 cuando una familia de la localidad lo obsequió al religioso polaco Kasper Kapron, quien es amante de la naturaleza y enseña Teología en la Universidad Católica Bolivariana.

Lo curioso es que aún no se ha decidido el nombre de la nueva mascota del convento ya que algunos franciscanos lo bautizaron como “Fray Caramelo” en honor a un párroco franciscano que trabajaba por la justicia y la paz en Bolivia, además de claro, amar a la naturaleza como todos los franciscanos pero también en el convento le llaman “Fray Bigotón” por su curioso mostacho blanco con gris que resalta con su pelaje café.

También te puede interesar: Estos perros callejeros le salvaron la vida a una niña recién nacida
Foto: Kasper Mariusz Kaproń Ofm

Todos los conventos  franciscanos tienen permitido tener alguna mascota ya que el amor a ellas fue inculcado por el propio San Francisco de Asís durante la fundación de su orden religiosa pero ten por seguro que Fray Bigotón es el único animal que lleva esta peculiar vestimenta.

La idea de que el perrito lleve el hábito es lanzar un mensaje de respeto por los animales y por la vida, según el hermano Jorge Fernández, como todo buen Schnauzer, “Fray Bigotón” es amigable e inteligente pero también es un poco travieso e inquieto, tiene su propio lugar para dormir y cuenta un espacio especial en el comedor en donde todos los días convive con sus 18 “hermanos” franciscanos, evidentemente los religiosos no se salvaron de la crítica de algunas personas que consideraron una falta de respeto que le pusieran hábito al perro pero aún así nadie puede negar que es adorable <3