En Rusia una mujer iba a ser intervenida quirurgícamente pero los médicos le inyectaron formaldehído por error y las consecuencias fueron atroces.

Ekaterina Fedyaeva de 28 años asistió al “Hospital Clínico Regional Ulyanovsk”, al oeste de Rusia, para que le realizaran una operación de rutina en la que le eliminarían unos quistes ováricos, pero durante la cirugía los médicos cometieron un grave error que le provocó la muerte días después de una larga agonía.

De acuerdo con el “Departamento de Investigación Criminal de Rusia en la región de Ulyanovsk”, el personal médico le inyectó una solución con formaldehído utilizada para embalsamar cadáveres en lugar de una solución salina, a pesar de que se dieron cuenta de la equivocación dos minutos después de cometerla y realizaron una limpieza al cuerpo de Ekaterina, era demasiado tarde, la sustancia ya recorría el organismo de la joven y en poco tiempo comenzó a deteriorar su salud, de modo que fue llevada a la unidad de cuidados intensivos para brindarle la atención necesaria que permitiera salvarle la vida.

Especial
También te puede interesar: Una doctora colapsa y muere en pleno hospital luego de trabajar 18 horas seguidas

“Mamá, me estoy muriendo”, fueron las palabras que la joven le expresó a su madre, luego de que el equipo médico lograra reanimarla, marcando el inicio de su doloroso proceso de agonía, informó la agencia RT, la cual entrevistó a la familia de Ekaterina. Desafortunadamente la paciente murió días después del incidente.

También te puede interesar: Doctor enfrenta cargos por marcar sus iniciales en el hígado de sus pacientes
Especial

El “Centro para el Control de Enfermedades de EEUU (CDC)” explica que la ingestión de apenas una onza (30 ml) de una solución con un 37% de formaldehído causa la muerte en un adulto. 

“La ingestión puede causar daño corrosivo a la mucosa gastrointestinal, náuseas, vómitos, dolor, sangrado y perforación de los tejidos. Las lesiones corrosivas suelen ser más pronunciadas en la mucosa faríngea, la epiglotis y el esófago. Los efectos sistemicos incluyen coma, dificultad respiratoria e insuficiencia renal” – detalla CDC.

Medios rusos informan que el ministro de salud Rashid Abdullov ya puso en marcha una investigación interna para esclarecer el incidente y una vez que tengan los resultados de la auditoría se aplicarán medidas coercitivas a los empleados que cometieron el error, mientras tanto, Egorov Vladimir Demin, jefe del hospital donde Fedyaeva recibió la dosis de formaldehído ya fue despedido, además se iniciará otra investigación federal en todos los hospitales de la región.

El ministro de salud también expresó sus condolencias a la familia mediante su cuenta de Twitter:


“Expreso mis más sinceras condolencias a los familiares y amigos de Ekaterina Fedyaeva. Es una gran tragedia. Brindaremos toda la asistencia necesaria a la familia. Todos los funcionarios culpables ya han sido responsabilizados, los cuerpos de investigación continúan trabajando”. 
Especial

Sin duda, lo ocurrido con Fedyaeva es un hecho trágico y que pone en evidencia la gran responsabilidad que los médicos enfrentan al poner en práctica su profesión, es por eso que resulta sumamente necesario que cuenten con los conocimientos pertinentes y mantengan la concentración.