Ilustrativa/Especial

De una vez te adelanto que no, no sucedió en México y sí, es una historia completamente real.

Sucedió en Texas, Estados Unidos, cuando Ulises Valladares fue secuestrado para obligar a que su hermano pagara 8 mil dólares que debía, los secuestradores exigieron un monto más alto, pedían 20 mil dólares por la liberación asegurando que pertenecían al Cártel del Golfo (aunque después la policía confirmó que no tenían nada que ver con esta organización delictiva).

Por fortuna, las llamadas de extorsión fueron rastreadas por el FBI, así que en cuanto supieron la ubicación de los delincuentes, los agentes no dudaron en ir al rescate. El plan era rodear a los captores, entrar por la puerta delantera y romper ventanas para entrar a la casa en la madrugada.

También te puede interesar:Velaba a su esposa solo y sin flores, hasta que algo ocurrió y cambió todo (+VIDEO)
Ulises Valladares/ Click2Houston

Las 3:30 de la mañana fue la hora en que el equipo Swat se encontró dentro de la casa de seguridad, todo iba conforme al plan, sin embargo; cuando uno de los agentes entró a una de las habitaciones escuchó un golpe, así que sin pensarlo dos veces disparó su arma. Desafortunadamente, ese disparo fue a parar directo al cuerpo de Valladares, el hombre secuestrado, quien perdió la vida al instante y había hecho ruidos porque se encontraba amordazado y atado de manos.

Nadie podía creer lo que había ocurrido, una vez terminada la misión y detenidos los tres secuestradores, el agente que disparó fue dado de baja mientras él se justificaba diciendo que la regla que les impide usar linternas para no entorpecer misiones era la que había causado el malentendido.

También te puede interesar:Golpeó a su maestra y la policía se lo llevó esposado, tiene 7 años (+VIDEO)

Mientras tanto, la familia del asesinado está pensando seriamente en denunciar al FBI por mal entrenamiento a sus elementos y también al policía por tener una conducta errónea.

Secuestradores detenidos/Click2Houston