Imagen: Jenna y su madre adoptiva/ Chutian Metropolis Daily

Cuando eres adoptado, la mayoría de las veces tienes la “espinita” de saber quiénes son tus padres biológicos.

China es uno de los países con más alto índice de población, por esta razón hace varios años impusieron la regla de que las parejas sólo podían tener un hijo para controlar la economía, calidad de vida y la natalidad que existía, es por ello que Jenna Cook fue abandonada por sus verdaderos padres, posteriormente fue adoptada y ahora 50 familias la reclaman.

También te puede interesar: Vende a su bebè recièn nacida para comprarse una moto y un iPhone

Historia de vida

La historia de Jenna comienza en 1992 cuando fue abandonada en la estación de autobuses en la ciudad de Wuhan (al centro de China), en ese entonces en aquel país aún estaba la regla del “hijo único”, abandonar a tu bebé era un crimen (lo sigue siendo en todas partes) y nadie podía adoptar, salvo los estadounidenses que iban en busca de un chinito, por lo que su destino fue terminar en un orfanato hasta que la profesora de primaria Margaret Cook decidió adoptarla, dándole el nombre que hoy en día tiene.

Como era de esperarse, Jenna creció sabiendo que era adoptada y el sentimiento por conocer a sus padres siguió aumentando hasta que cumplió 20 años y pudo ir  a China para cumplir su sueño; antes de esta edad, Jenna participó en el documental “Somewhere Between” en donde contaba su experiencia de ser adoptada e incluso estuvo de voluntaria en el orfanato en donde ella estuvo. Ahora, gracias a un programa de investigación de la Universidad de Yale, ella y su madre viajaron a su país natal para comenzar la búsqueda de sus padres biológicos.

Imagen: Chutian Metropolis Daily.
También te puede interesar: Esta madre patea a su bebè por hacer berrinches y el mundo enfurece (+VIDEO)

Buscando en el pasado

Una vez en Wuhan, Jenna y su madre comenzaron a repartir volantes en las calles para poder encontrar a sus padres e incluso pusieron un artículo en un periódico local para poder cubrir más terreno en su búsqueda y dar con el paradero.

“Mi sueño es encontrar a mis verdaderos padres, no los odio, deseo decirles lo mucho que los quiero y agradecerles haberme traído al mundo. Papá y mamá los echo mucho de menos y espero poder abrazarlos algún día”.- Decía el mensaje de Jenna.

Imagen: Jenna Cook.

Pasaron varios días cuando diferentes personas se empezaron a comunicar con ella por sus anuncios, la mayoría eran mensajes de apoyo pero también habían personas que decían haber abandonado a un bebé en el año que ella nació. En total 5o familias se presentaron con ella y después de una entrevista 37 fueron escogidas para hacerse las pruebas de ADN.

Apuesto a que piensas que esta historia tiene un final feliz pero lamento decepcionarte ya que de las 37 parejas que la reclamaron como suya, ninguna de ellas resultaron ser sus padres; la situación la entristeció bastante ya que ella esperaba encontrar a su familia. Después de estas pruebas y el gran viaje, Jenna dio por terminada la búsqueda 🙁 pero continúa trabajando en los orfanatos de China, recordando su pasado.