Podría parecer surrealista; sin embargo, sucedió en la vida real, unos trillizos fueron separados al nacer para formar parte de un experimento científico.

El documental “Three identical strangers” de Tim Wardleencierra una historia sorprendente aunque con un alto grado de crueldad. 

Robert, David y Eddy nacieron en los suburbios de Nueva York en Julio de 1961, pero su historia no sería feliz ni común como la de cualquier otro, porque los hicieron parte de un experimento científico que los separó enviándolos con diferentes familias, pero la verdad no quedaría oculta por siempre.

Especial

Cuando Robert Shafran ingresó a la universidad a los 19 años de edad, desde el primer día de clases lo confundieron con otro estudiante llamado Eddy Galland, lo cual le pareció muy extraño, así que decidió buscarlo y fue cuando se percató de que eran idénticos.

“Sus ojos eran mis ojos y mis ojos eran los suyos. Era verdad” – comentó Robert Shafran.

Posteriormente, David Kellman observó la fotografía de los dos estudiantes y fue así como descubrió la realidad. 

El encuentro de los tres chicos estuvo lleno de emoción.

“Todo era nuevo, todo era celebración. Por primera vez nadábamos juntos en el océano o nos subíamos a una montaña rusa (…) Nos sentíamos como niños, porque no habíamos tenido una infancia juntos. Fue muy divertido” – expresó David Kellman a la BBC.

Por otro lado, su historia causó furor y llamó la atención de los medios de comunicación, fue así como los hermanos aparecieron en diferentes programas de televisión e incluso en una película en la que actuaron junto con Madonna, hasta abrieron un restaurante juntos.

También te puede interesar: El pacto suicida de estas gemelas ha dejado al mundo con la boca abierta

¿Qué pasó?

Todo parecía ser miel sobre hojuelas hasta que se reveló que los trillizos formaron parte desde su nacimiento de un experimento social que partió de una investigación del psicoanalista austrico Peter Neubauer, quien estaba a cargo del Child Development Center, el cual más tarde se fusionó con la organización Jewish Board.

También te puede interesar: Estas son las 10 películas más perturbadoras de la historia

Fue así como Peter con ayuda de la ahora extinta agencia de adopciones Louise Wise, asignó una familia distinta a cada niño para que formaran parte del estudio que pretendía investigar de qué manera influye la genética y la crianza en el desarrollo de los niños cuando crecen en ambientes socioeconómicos distintos.

Para lograr el cometido, Neubauer y su equipo hicieron un análisis periódico de los niños para dar seguimiento a su comportamiento y lo que sucedía, además nunca revelaron a las familias el verdadero fin de la investigación.

Especial

Una vez que los hermanos se enteraron de la verdad se enojaron muchísimo y calificaron los actos como bastante crueles.

“Me siguieron cuando era bebé, cuando era niño y un día le dije a mi madre que no me gustaba que esas personas fueran a hacerme preguntas (…) No sé por qué decidieron hacer esto, no puedo verlo como algo humano. No puedes jugar con las vidas humanas. Teníamos que estar juntos y nos separaron por motivos científicos” -comentó Shafran.

Desafortunadamente más detalles del experimento siguen siendo un enigma, pues en 2008, antes de morir, Neubauer dejó la información del estudio guardada en los archivos de la Universidad de Yale, con el acceso restringido hasta el año 2065.

Eddy Galland, se suicidó en la década de los 90 y las razones nunca fueron claras. Sus hermanos creen que esta clase de investigaciones y experimentos científicos no debe realizarse porque rebasan el límite de lo ético y atentan contra los derechos de las personas.

¿Estás de acuerdo con ellos?