Notimex/ Hugo Borges.

Los símbolos patrios ayudan a que todas las personas que viven en una nación se sientan identificados con su país, pero aunque en las escuelas nos han enseñado cómo surgió cada uno, ha salido a la luz que la imagen del Escudo Nacional no tiene su origen en los Aztecas sino en otra civilización más antigua.

También te puede interesar: El escudo de la bandera de México tiene un error que nadie había notado

Destruyendo mitos

En las clases de historia nuestros profesores nos contaban cómo fue que los aztecas buscaban un lugar para poner su imperio por mandato de Huitzilopochtli, hasta que encontraron un águila devorando a una serpiente en la cima de un nopal y fundaron Tenochtitlan. A lo largo de los años ese mito se ha mantenido intacto, incluso forma parte del escudo de armas de la Bandera Nacional de México, sin embargo nuevos estudios indican que este símbolo no es único de la cultura azteca e incluso forma parte de otra civilización que es tres siglos más antigua: La Totonaca.

De acuerdo con la directora del Museo de Antropología de Xalapa, María Ordoñez Valenzuela, las culturas del Golfo de México (incluida la totonaca) fueron los fundadores del famoso símbolo del águila comiendo la serpiente, la diferencia es que ellos no lo montaron sobre un nopal. Además, en una entrevista para Milenio, Valenzuela aseguró que si bien la imagen no se utilizaba para los rituales, fue representada en las palmas que los jugadores del famoso “juego de pelota” llevan en la cintura, de ahí que el nombre de la única estatuilla que se encuentra en el museo veracruzano se llame “La Palma del Águila”.

Museo de Antropología de Xalapa.
También te puede interesar: La torre de cráneos que causó miedo a Hernán Cortés durante la conquista sí existe (+FOTOS)

¿Inspiración o robo?

Después de este descubrimiento y que el medio de comunicación difundiera la “verdad” sobre el símbolo patrio, muchos antropólogos, historiadores e investigadores han comenzado a cuestionar la verdadera historia que se cuenta sobre los Aztecas (aunque siempre hayamos sospechado que era demasiado bello para ser verdad), por lo que Valenzuela ha dado una posible respuesta a cómo fundaron su ciudad con ese elemento. Todo apunta a que, posiblemente, los integrantes de la civilización tuvieron contacto con la representación mientras controlaban una gran parte de lo que hoy es Veracruz y en su viaje por descubrir un nuevo territorio pudieron ver la imagen real o simplemente escogieron una zona que les gustó gracias a los recursos y atando cabos, los expertos decidieron crear la historia que hoy conocemos.

Especial.

Mientras es una u otra cosa, un hecho que nadie puede negar es que el símbolo del escudo nacional ha logrado unir a cientos de personas gracias a que muchos historiadores le atribuyeron significados de valor, fuerza y coraje, haciendo alusión al proceso que vivieron los Aztecas para fundar el gran imperio y aunque a ciencia cierta no sepamos si es real o no lo que ellos vieron o si los Totonacas sirvieron de inspiración para la fundación, el símbolo seguirá representado los ideales de nuestra nación. 😉