Imagen: Especial.

Las decisiones que tomamos respecto a nuestro cuerpo siempre han causado controversia, ya sean cirugías para mejorar el aspecto, adelgazar, engordar, perforarlo, tatuarlo e incluso si se decide abortar, siendo este último el más atacado por las asociaciones que defienden la vida humana y aunque en varios países (como en México) ya es legal interrumpir el embarazo bajo ciertas normas, en Arkansas, Estados Unidos todas las mujeres que hayan sido violadas y quieran hacerlo ahora podrían tener que pedir permiso a su agresor.

También te puede interesar: La mujer que tuvo 9 abortos y logró convertirse en madre gracias a su hermana

La controversia

Una violación es una de las peores cosas que le pueden pasar a una persona, en el caso de las mujeres, la situación se torna más difícil debido a que corren el riesgo de quedar embarazadas de sus atacantes. Bajo estas circunstancias, muchas chicas decidían abortar al bebé debido al gran trauma que les causaba pero ahora, hay una nueva iniciativa de ley que se ha creado (llamada H.B 1588) y estipula que “para abortar deberán solicitar un permiso al padre del bebé para presentarlo en las clínicas en donde se planea realizar el procedimiento”.

Arkansas es uno de los Estados americanos donde el aborto siempre ha sido mal visto por los ciudadanos, además de que en ese lugar han sido creadas diferentes organizaciones que buscan impedir la acción. Anteriormente en varios condados se había logrado que las menores de edad interrumpieran su embarazo sin la autorización de sus padres pero ahora es todo lo contrario ya que de ser aprobada la nueva ley, si el violador no se pone de acuerdo con la mujer, ambos tendrán que ir a la corte para aclarar la situación de vida del menor.

Imagen: Especial.
También te puede interesar: ¡No lo vas a creer! Penalizan el aborto en Polonia

Obviamente no todas las organizaciones están de acuerdo con la nueva iniciativa que forma parte de la Ley de Derechos de Disposición Final ya que aseguran que se están violentando los derechos de aquellas personas que pasaron por un trago amargo en su vida. Por este motivo, el Centro por los Derechos Reproductivos y la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos están buscando la forma de poner un alto a la Ley y así evitar que entre en vigor.

Al momento las autoridades no han comentado nada al respecto pero las que sí se ven cerca son las decenas de marchas y protestas en donde las mujeres luchen por el derecho de decidir sobre su cuerpo sin tener que pedir el consentimiento de nadie. En lo personal, creo que el aborto no es una medida que yo tomaría ya que preferiría recurrir a la adopción, aunque cada persona es libre de hacer lo que quiera con su cuerpo y al final de eso se trata. Tú, ¿qué opinas?

Imagen: Especial.