Especial

Sulaiman Al-Fahim, un empresario de los Emiratos Árabes, ha sido condenado a cinco años de cárcel por haber tomado 5,6 millones de euros de la cuenta bancaria de su esposa sin autorización para comprar el Portsmouth, un equipo de fútbol de origen inglés.

Al-Fahim, un famoso hombre de negocios de origen emiratí que ha destacado en el ámbito inmobiliario y por ser uno de los que encabezó las negociaciones cuando el Abu Dhabi United Group adquirió el Manchester City en 2008, ahora está enfrentando serios problemas legales, pues su esposa lo ha acusado de robo luego de que en 2009 él tomara sin su consentimiento más de 5 millones de euros para hacer realidad uno de sus “caprichitos”, volverse propietario del Portsmouth, un histórico equipo de fútbol inglés que en aquel año formaba parte de la Liga Premier. Aunque ya  contaba con grandes deudas, Al-Fahim se sintió confiado en poder resolver su situación financiera, así que compró al club, pero las cosas no salieron tan bien como esperaba, de hecho nada bien.

Especial
También te puede interesar: Lo multaron por hacer un montaje del rostro de Cristo con el suyo en Instagram y ahora vive un caos

El gusto de poseer todos los derechos sobre el Portsmouth le duró sólo 6 semanas ya que no fue capaz de solucionar los problemas económicos del equipo y lo vendió a Ali Al-Faraj, dejando un 10% de sus acciones en manos de los aficionados del club inglés.

Casi 10 años después de satisfacer su capricho, Al-Fahim ha sido declarado culpable de falsificación, uso de documentos falsos y robar 7 millones de dólares a su esposa, así que las autoridades de Emiratos Árabes lo han condenado a 5 años de prisión.

La mujer del empresario comenzó a sospechar de las acciones ilícitas de su marido cuando se percató de que sus ganancias no correspondían con lo que esperaba obtener de la cuenta bancaria con altos intereses que abrió en 2009; así que llamó al gerente del banco quien sólo le dio vueltas pero jamás solución, de modo que decidió ir personalmente, en ese momento se enteró de que no tenía fondos, molesta por lo sucedido procedió legalmente denunciando a su marido.

También te puede interesar: ¿Recuerdas a Pedrito Sola confundiendo Hellmann’s con McCormick? Esto fue lo que pagó por el error
Especial

El Tribunal Criminal de Dubái también ha sentenciado al gerente del banco a 5 años de prisión por complicidad durante el delito.

Durante el tiempo que Al-Fahim estuvo a cargo del Portsmouth vendió sus acciones para salvar al equipo, pero ni siquiera eso mejoró su situación financiera, pues los problemas económicos del club empeoraron cuando perdió al final de la temporada y dejó de ser parte de la máxima división del fútbol inglés.

Las promesas del empresario sobre la construcción del nuevo estadio, reforzar la plantilla y la academia de formación y posicionar al Portsmouth como uno de los ocho mejores clubes quedaron en eso, en promesas que nunca se materializaron.

Ahora no le queda otra alternativa a Al-Fahim que enfrentar las consecuencias de sus actos, de una negociación que consideraba maravillosa y resultó ser terriblemente fallida.