AP/ Paul Drinkwater

Durante el evento la actriz israelí emitió un comentario que causó gran asombro y puso de manifiesto una vez más el sexismo presente en Hollywood.

La entrega número 75 de los “Golden Globes“, una de las ceremonias anuales más importantes a nivel mundial en la que se premia a lo mejor del cine fue el escenario perfecto para “protestar” en contra de lo que aún molesta en Hollywood y Natalie Portman lo supo hacer muy bien.

La chica y Ron Howard fueron los encargados de presentar el premio al “Mejor Director” durante la noche de gala, así que esta aprovechó que podía hacer uso del micrófono para pronunciar las siguientes palabras:

“Y aquí están todos los hombres nominados”, para luego alejarse unos segundos del micrófono, momento en el que las cámaras enfocaron las expresiones de sorpresa de los directores que estaban siendo reconocidos en la categoría y de algunos de los presentes.

Getty Images
También te puede interesar: Celebridades de Hollywood se unen para exigir la libertad de una joven que mató a su violador

También te puede interesar: Ellen Page se declara otra víctima de Hollywood, fue obligada a “salir del closet” por un director de cine

Posteriormente, los presentadores enunciaron los nombres de los nominados al galardón: Steven Spielberg, Martin McDonagh, Christopher Nolan, Ridley Scott y Guillermo del Toro quien resultó ganador en dicha categoría, gracias a su película “The Shape of Water (La forma del agua)”.

Algo que también llamó mucho la atención del público y los medios fue el ver a varias celebridades vestidas de negro como muestra de rechazo a hechos que incluyen acoso sexual, desigualdad e injusticia en la industria del entretenimiento, dicha iniciativa formó parte del movimiento #MeToo y afortunadamente fueron varios los que se sumaron a esta causa, entre ellos también Natalie.

Valerie Macon / AFP

Acciones como estas son muestras de que Hollywood se encuentra en una etapa de revolución, pues tanto hombres como mujeres ya no temen levantar la voz ante el machismo o el acoso en pleno siglo XXI.