¿Cuál es la forma más loca en la que has pensado renunciar a un trabajo? Lo que hizo este hombre es sorprendente.

Muchos de nosotros hemos pasado por ese momento en el que quisiéramos decirle adiós a nuestro trabajo y a nuestro jefe, pero para la mayoría se ha quedado en eso, en un deseo nunca concretado porque hay otras razones que nos atan a nuestro empleo, ¿o no?, sin embargo; Francesco Pellegrino sí tuvo el valor suficiente para renunciar, de hecho lo hizo de una manera bastante atrevida.

También te puede interesar: Esta mujer abandonó su trabajo en una cárcel para dedicarse a la pornografía

happy how i met your mother GIF

Francesco era un analista de investigación de capital encargado de cubrir a las compañías de consumo que cotizan en bolsa para una casa de bolsa institucional en Manhattan o al menos eso se lee en su perfil de LinkedIn, su último empleo fue como analista en Sidoti & Co. hasta hace algunas semanas y precisamente de ahí fue de donde se supone que renunció, aunque claro, no sin antes cometer un gran acto de rebeldía, pues roció de champagne la oficina de su jefe, destruyó el teclado de su computadora así como algunos papeles y tarjetas mientras  escuchaba a Marky Mark y a Funky Bunch.

También te puede interesar: ¡Aleluya! Beber alcohol después del trabajo ayuda a mantenerte joven

De acuerdo con The New York Post, el empleado comenzó a subir cada parte de su despedida en sus historias de Instagram, de hecho en el primer clip donde se observa cómo empieza a verter champagne en la oficina, escribió: “Jódete Peter, renuncio”, al fondo se escuchaba una versión de “I Luv It” de Young Jeezy.

Pellegrino descorchó varias botellas de Dom y las vació sobre el piso de su jefe, en la placa de su oficina, en una alfombra, en una pila de tarjetas de presentación que esparció por el pasillo y en toda su camisa de botones, mientras la música hizo la banda sonora del suceso.

champagne GIF

Según el chico, su jefe había dicho que él era reemplazable causándole gran molestia así que decidió que era mejor vengarse de esa forma. Todo eso sin contar que una fuente anónima de Sidoti & Company señaló que el chico también creía que estaba mal pagado.

¿Qué te parece? ¿Lo harías?