Bien dicen que es importante tener cuidado con los alimentos que consumimos fuera de nuestra casa, incluso los que son preparados en restaurantes, porque no sólo corren el riesgo de ser antihigiénicos, ¡también podrían estar envenenados!

Para elegir un restaurante es usual tomar en cuenta aspectos como recomendaciones por parte de amigos y familiares y hasta el hecho de que en Google cuente con buenos comentarios; si cumple con estos requisitos, ¿ir a ese lugar representaría un riesgo para tu salud? En teoría no, pero ¿qué crees? ¡Es falso! Podrías morir de envenenamiento tal como sucedió en una pizzería de Estados Unidos.

Casi todas las reseñas y opiniones de las Primo Pizzas eran excelentes, pues la mayoría hacía referencia al generoso tamaño de las rebanadas, el delicioso sabor y hasta la capacidad de su personal para lidiar con una fiesta de cumpleaños en la que hay 14 o más personas, pero un crítico llamado Joel no opina lo mismo:

“El gerente no tiene idea de lo que está haciendo cuando se trata de la higiene de los alimentos, por lo que el personal tampoco tiene idea y se nota (…) Sólo ve a otra pizzería” – escribió Joel.

breaking bad pizza GIFTambién te puede interesar: ¡Qué asco! Clausuran el restaurante más sucio del mundo, lo que ocultaba era impresionante

Por fortuna, el gerente de la sucursal ubicada en Fayetteville, Carolina del Norte, sí tenía idea de lo que higiene significa y logró salvar al negocio de un grave acontecimiento.

De acurdo con CBS 17, Gurol Bicer, gerente del lugar se percató de algo muy extraño mientras preparaba pizza, la consistencia del queso rallado era inusual, daba la impresión de que había un objeto ajeno a la mezcla, así que dejó de cocinar y se dirigió a ver un video grabado por las cámaras de vigilancia que muestran a los empleados mientras rallaban el queso.

También te puede interesar: ¡Qué asco! Cierran una sucursal de Little Caesars por vender pizza con popó de rata (+FOTO)

Fue así como descubrió algo horrible, observó a Ricky Lee Adami, un trabajador de 55 años de edad, añadiendo veneno para ratas directamente a la máquina de rallar queso. Bicer detuvo el video y llamó a la policía.

pizza taste garden GIF

El gerente también encontró otros tres cubos de queso a los que Adami agregó veneno. Todo fue recolectado y enviado a las autoridades quienes confirmaron que ningún trozo contaminado fue servido a los clientes.

“Todo lo que tocó, lo tiré. Todos los contenedores, las partes de la máquina y el queso, por supuesto” – aseguró Bicer.

El hombre fue arrestado y acusado de distribuir alimentos que contienen ingredientes o sustancias nocivas para la salud. Actualmente se encuentra bajo fianza, para recuperar la libertad deberá pagar 100,000 USD.

Adami trató de justificarse al afirmar que consideraba que añadir una pequeña dosis de veneno a las pizzas era algo bueno y no malo como podría creerse, evidentemente el departamento de salud lo negó. Por cierto, jamás pudieron saber por qué el hombre quería matar a los clientes :/ .